Los Samsung Galaxy S5 y Galaxy Note 4 recibirían Android L a finales de año

Escrito por Víctor Rodríguez
Samsung

Los dos buques insignia, los Samsung Galaxy S5 y Samsung Galaxy Note 4, serían los primeros de la firma en recibir Android L. La actualización llegaría a finales de año y entre las características más destacadas veríamos la introducción de la máquina virtual ART, con ventajas en el rendimiento y mejor autonomía, y el soporte para procesadores de 64 bits.

Android L fue presentada oficialmente en el Google I/O, a finales de junio, y se aproxima la fecha en la que el buscador liberará la actualización para sus dispositivos Nexus compatibles. Posteriormente estará en la mano de los fabricantes el actualizar sus equipos a partir del código fuente liberado por la gran G. Es de esperar que la práctica totalidad de los últimos buques insignia de cada marca reciban la última versión de Android, aunque la pregunta del millón será cuándo.

En noviembre o diciembre, aunque a la expectativa de cualquier posible retraso

Samsung podría ser una de las primeras firmas en dar el paso ya que la información que se desprende de los contactos del portal dedicado a la marca, SamMobile, difunde que ese momento se produciría entre los meses de noviembre y diciembre. Concretamente, las fuentes de dicho portal acotan aún más la posible fecha de la liberación de Android L puesto que apuntan a finales de noviembre o principios de diciembre. No obstante, debemos tener en cuenta que la liberación de una actualización del calibre de Android L puede presentar imprevistos, especialmente cuando Samsung tendrá que realizar un considerable esfuerzo por adaptar su interfaz gráfica TouchWiz a las nuevas prestaciones del software de Google. Esto se traduce en posibles retrasos sobre la fecha inicialmente prevista por problemas técnicos. Y es que solo los técnicos de la firma sabrán cuándo Android L estará optimizada y madura para sus dispositivos.Interfaz del Samsung Galaxy S5

Una actualización que generará gran expectación

La actualización de Android L para los Samsung Galaxy S5 y Samsung Galaxy Note 4 no supondrá lo mismo que en anteriores transiciones y cambios de versión. En esta ocasión Android L propone un importante cambio estético bajo la bandera de Material Design. Por tanto, habrá que comprobar cómo Samsung  refleja ese cambio en TouchWiz o, por el contrario, tan solo se queda con las mejoras técnicas. De lo que no cabe la menor duda es que la tarea más ardua será optimizar la interfaz gráfica de la firma a la nueva máquina virtual ART. Y es que en Android L será la fijada por defecto, algo que en KitKat hasta ahora era una opción frente a Dalvik. Del trabajo de optimización dependerá en buena medida el rendimiento y fluidez del sistema.