Prueba a fondo del Motorola Moto G 4G

Escrito por Iván Martín
Motorola

Este Motorola Moto G 4G llega con la inclusión de nuevas opciones que, por un lado, vienen a solventar apartados donde “flojeaba” el terminal y, de paso, posicionarse mucho mejor en el mercado como una de las opciones de gama media más interesantes que existen en la actualidad en el “Universo Android”.

Dos son las grandes novedades que se incluyen en esta nueva versión. La primera y, quizá, más importante es la inclusión de compatibilidad con redes LTE, por lo que es posible acceder a cobertura 4G sin problemas con este dispositivo (como bien aparece en su propio nombre). El caso es que ahora, si se contrata una tarifa con esta opción, navegar por Internet en cualquier lugar es mucho más rápido. La segunda novedad es que ahora es posible utilizar tarjetas microSD en el Motorola Moto G 4G, por lo que se puede aumentar el espacio de almacenamiento del dispositivo, lo que en el modelo anterior no se podía hacer.

En cuanto al hardware principal, el Motorola Moto G 4G mantiene los rasgos que le han convertido en todo un éxito en el mercado, ya que el procesador es un Snapdragon 400 de Qualcomm, la RAM asciende a 1 GB y, como no, su pantalla de 4,5 pulgadas ofrece una resolución de 720p, por lo que es HD. Es decir, se continúa con las señas de identidad. Por lo tanto, su rendimiento no debe defraudar.

Motorola Moto G 4G blanco

En lo referente al sistema operativo, siguen las buenas noticias en este terminal, ya que las actualizaciones son siempre rápidas respecto a las nuevas versiones Android que lanza Google. Esto lo confirma que ya se puede utilizar la 4.4.4, algo que no muchos modelos del mercado (exceptuando los propios Nexus) pueden. A continuación dejamos el enlace para acceder al análisis completo:

Si quieres ver la prueba completa del Motorola Moto G 4G pulsa aquí.