Apple protegerá los datos de los usuarios adquiridos mediante HealthKit

Escrito por José López
Apple

Uno de los principales problemas de los servicios orientados a la salud es la posible venta de nuestros datos personales por parte de las compañías o los desarrolladores. En este sentido, Apple ha querido blindar a los usuarios mediante la modificación de algunos términos de los contratos de privacidad de iOS 8 de forma que se eviten futuros problemas con su plataforma HealthKit.

Para quien no lo conozca, HealthKit fue presentado junto con iOS 8 como una de las grandes novedades. Apple quiere cuidar de nuestra salud y esta plataforma es perfecta para tal fin ya que permitirá potenciar todas las aplicaciones relacionadas con la atención sanitaria, mejorando tanto la monitorización de nuestro bienestar físico como de las actividades que realicemos a lo largo del día. Asimismo, disfrutaremos de un entorno en el que podremos utilizar aplicaciones de terceros para recopilar información, realizar un seguimiento y detectar posibles “anomalías” en nuestra salud.

Como veis, la plataforma es realmente interesante pero tiene, o más bien tenía, sus riesgos en relación con la privacidad de los datos. Por ello, Apple acaba de actualizar las condiciones de uso de iOS 8 para reflejar que los desarrolladores no están autorizados a revender la información obtenida a través del framework de Healthkit. Obviamente, este movimiento por parte de la compañía no es inesperado ya que en ese sentido, Apple cuenta con varias restricciones en lo que a acceso de datos esenciales y privados se refiere, algo que también ocurre con la API del ID Touch, por ejemplo –no se permite a los desarrolladores acceder a los datos de las huellas dactilares de los usuarios-.

HealthKit-Apple-2

Sin embargo, existirá una excepción de esta “regla”. Apple afirma explícitamente que los desarrolladores pueden compartir los datos de la salud del usuario con terceros si estos se están utilizando para investigaciones relacionadas con la salud, aunque para ello, los desarrolladores deben obtener primero el permiso del usuario.

Como veis, iOS 8 y HealthKit está perfectamente cuidado para que ningún usuario vea expuesta su privacidad a no ser que alguno de ellos quiera “colaborar” con alguna investigación.

Vía 9to5Mac