El Samsung Galaxy Round ya tiene un clon, el Goophone G910

Escrito por José López
Generales

El Samsung Galaxy Round fue uno de los terminales más llamativos que se lanzaron a finales del año pasado debido a su pantalla curva. Curiosamente, este ha sido uno de los terminales más complicados de clonar en Asia, algo que acaba de ocurrir. La compañía encargada de crear este clon ha sido Goophone con su Goophone 910.

Samsung fue la primera compañía en lanzar al mercado un smartphone con pantalla curvada., el Samsung Galaxy Round. Atendiendo a sus características, lo cierto es que este terminal sigue siendo muy interesante: procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 GHz, memoria RAM de 3 GB, memoria interna de 32 GB ampliable mediante tarjetas microSD, compatibilidad con redes 4G, cámara principal de 13 megapíxeles y, sobre todo, una pantalla curvada OLED con un  tamaño de 5,7 pulgadas y resolución Full HD que asegura una calidad excepcional tanto en exteriores como en interiores. Y según parece, la compañía ya está preparando la segunda versión.

La curvatura del dispositivo permite utilizar algunas características de este sin necesidad de sostenerlo con la mano, como comprobar las notificaciones. Curiosamente, hasta ahora no existía ningún fabricante asiático “conocido” que se hubiera atrevido a clonar este smartphone –recordemos que Samsung es una de las marcas más copiadas del mundo y que cada vez que lanzan un nuevo smartphone nos encontramos réplicas de menor calidad en cientos de webs-. Pues bien, el Goophone G910 acaba de llegar al mercado para demostrar que prácticamente cualquier dispositivo es susceptible de ser clonado.

Googphone G910

Este terminal integra una pantalla “flexible” con resolución HD, también de 5,7 pulgadas, un procesador de ocho núcleos Mediatek MT6592, 1 GB de memoria RAM, cámara trasera de 8 megapíxeles, delantera de 2 megapíxeles y Android 4.4 KitKat. Desde luego, las diferencias son más que notables e incluso no cuenta con LED de notificaciones, pero sí que es cierto que el diseño es realmente parecido al original. En el caso de que quieras destacar entre tus amigos y familiares con un terminal curioso y bien diseñado, este Goophone G910 puede ser perfecto para ti ya que puede comprarse por solo 189.99 dólares en tiendas como Vifocal, unos 150 euros al cambio, 600 dólares menos de lo que nos costaría un Samsung Galaxy Round original. Eso sí, la calidad de fabricación y materiales queda realmente lejos del terminal surcoreano.

Vía Gizchina