Al final ¿ninguno de los iPhone 6 contaría con pantalla de cristal de zafiro?

Escrito por José Luis
Apple

Seguro que recordáis la inversión que Apple realizó en los últimos tiempos para llevar los cristales de zafiro a sus dispositivos, tras llegar a un acuerdo comercial con una compañía especializada en esa tecnología (GT Advanced Technologies) y, también, por la construcción de una planta en Arizona (EE.UU.) destinada únicamente a llevar a cabo estos planes. Pues bien, según los analistas, todavía no es el momento de que el zafiro llegue a nuestros móviles.

Así lo cree Rod Hall, un analista que ha enviado un informe a los inversores y en el que les traslada sus dudas sobre cualquier posibilidad de que este año Apple pueda introducir estos materiales en las pantallas de los iPhone que presentará al mundo el próximo 9 de septiembre

Las razones que esgrime son sencillas y ya fueron expuestas por The Wall Street Journal, donde se sugiere que los costes de fabricación de estas pantallas con cristales de zafiro siguen siendo demasiado altos. ¿Una cifra? Pues prácticamente unas 10 veces superior a lo que cuesta poner uno de los tradicionales Corning Gorilla Glass.

Touch-ID

Es por eso que los expertos creen que Apple lo que está haciendo actualmente es investigar junto con GT Advanced Technologies la forma de abaratar ese proceso para que les permita incorporarlo a sus futuros productos (¿iPhone e iPad solo?). No os olvidéis de que el zafiro se está utilizando actualmente en varios componentes de los iPhone 5s y 5c. Concretamente en el botón Touch ID del primero y en las lentes de la cámara de fotos de ambos modelos.

Aunque la teoría (y la práctica) dice que una pantalla de cristal de zafiro es virtualmente irrompible, no han faltado los detractores como los responsables de Corning (Gorilla Glass) que hablan de que esto no es precisamente así. Y es que según afirman, grandes cantidades de zafiro podrían provocar roturas y, por si fuera poco, este material deja ver peor el contenido de una pantalla cuando la miramos a plena luz del día.

Sea como fuere, lo que parece claro es que hasta que esos costes de fabricación y montaje no se vean drásticamente reducidos, Apple seguramente no dará el paso de meterlos en sus dispositivos. Falta por saber cuándo llegará ese momento: ¿2015? ¿2016?

Fuente: Apple Insider