Prueba a fondo del Samsung Gear 2

Samsung

En esta ocasión la frase “segundas partes no son buenas” no es real. Esto lo decimos debido a que las mejoras que se han incluido en el Samsung Gear 2 le hacen ser muy superior y útil al modelo al que viene a sustituir. Por lo tanto, hay que decir que la compañía coreana ha realizado un trabajo, cuando menos, solvente.

Sin duda alguna, uno de los saltos más destacables que se han dado en este modelo es el paso a utilizar el sistema operativo Tizen en vez de Android del Galaxy Gear (no se debe olvidar que esta compañía tiene su propio modelo con Android Wear, por lo que toca “todos los palos”). El caso es que el uso no afecta en exceso a la interfaz, ya que todo se muestra de forma adecuada, aunque eso sí es posible utilizar fondos mucho más coloridos en esta ocasión.

En cuanto a la pantalla, las dimensiones de esta son de 1,63 pulgadas que se pueden considerar como adecuadas para que no ocupen mucho espacio en la muñeca y permitan un uso de la interfaz del Samsung Gear 2 sin complicaciones. La resolución es de 320 x 320 y hay que destacar su durabilidad, que incluso alcanza en el conjunto del smartwatch al polvo y el agua (IP67).

Samsung Gear 2 en mano

Para finalizar, hay que decir que otros detalles importantes en el hardware son que el procesador de este modelo ofrece una frecuencia de funcionamiento de 1 GHz, que su RAM asciende a 512 Mb y que el almacenamiento interno del Samsung Gear 2 es de 4 GB. En principio, esto debe ser suficiente para que el funcionamiento de este accesorio sea bastante bueno, algo que puede comprobar si ha sido así en nuestra experiencia en el enlace que dejamos a continuación:

Si quieres ver la prueba completa del Samsung Gear 2 pulsa aquí.

Escrito por Iván Martín