Un Nokia Lumia 630 a cambio de tu puesto de trabajo, la estrategia de Microsoft en China

Escrito por Víctor Rodríguez
Nokia Lumia

Parece una broma, pero no lo es. Se trata de la propuesta que tienen sobre la mesa los cerca de 4.700 trabajadores que Nokia tenía en China y de los que Microsoft quiere prescindir de inmediato. Una de las fórmulas que la multinacional ha elaborado es incentivar la renuncia voluntaria de gran parte de la plantilla a cambio de un Nokia Lumia 630, que en el país asiático está valorado en unos 800 yuanes, unos 97 euros al cambio.

La adquisición de Nokia por parte de Microsoft ha tenido consecuencias de gran magnitud tanto en el mercado de smartphones como para la compañía finlandesa en sí. El plan de reestructuración propuesto por el actual CEO, Satya Nadella, pasa por el despido de 18.000 empleados, de los cuales 12.500 corresponden al seno de la plantilla de Nokia. De éstos, 4.700 se producirán en China, región en la que los cambios propuestos por los de Redmond ha generado indignación y muchas protestas.Diseño del Nokia Lumia 630

Un Nokia Lumia 630 valorado en 97 euros

Según recogen medios como MarketWhatch, la crispación se ha apoderado del personal chino, lo cual ha derivado en enérgicas protestas. Ante semejante situación, la filtración de un correo electrónico a nivel interno revela que Microsoft habría iniciado una campaña con la que pretende reducir el nivel de nerviosismo al ofrecer despidos pactados. Este pacto de conveniencia consistiría en ofrecer un Nokia Lumia 630 a cada empleado en el punto de mira como incentivo a cambio de la renuncia del puesto de trabajo.

Un “truco”

No existen más detalles del procedimiento de despido en China ya que la división asiática de Microsoft no ha querido hacer declaraciones. No obstante, uno de los medios que ha destapado la historia tacha de “truco” la acción de Microsoft. No obstante, las connotaciones negativas que puedan ir asociadas a las impresiones del rotativo chino First Financial – el encargado de sacar a la luz esta información- no nos permiten valorar en mayor medida hasta qué punto puede ser negativa la propuesta. Y es que a priori, el despido no llevaría asociada ninguna compensación económica como puede suceder en otros países.

Fuente: Europapress