¿Debe apostar Samsung por un cambio de estrategia con sus dispositivos?

Escrito por Quique Mencía
Samsung

Samsung se ha acostumbrado a mirar al resto de sus competidores por encima del hombro. Los últimos años han sido una época de bonanza para una compañía que ha sabido dar en el clavo y fidelizar al cliente de una manera asombrosa. Pero las aguas están cambiando de rumbo. Los datos de ventas auguran un cambio de tendencia que no debe pasar desapercibida en Seúl.

No sería la primera vez que una gran compañía (véase Nokia) se duerme en los laureles y deja escapar un mercado de dominaba con puño de hierro. Samsung tiene que enfrentarse a dos realidades de una vez por todas. La primera es que sus buques insignia están empezando a encontrar una competencia muy real. La segunda es que está empezando a perder el partido de la gama media.

Los datos

En el segundo trimestre de este 2014 las ganancias en las ventas de teléfonos móviles de Samsung han caído considerablemente, un 20 por ciento menos comparadas con las del año 2013. Si tenemos en cuenta que la ventana de lanzamientos de Samsung prácticamente se está repitiendo en relación a pasadas campañas, el dato debería ser preocupante .  Con ello nos referimos a que en esta parte del año la compañía ha sacado a la venta su último buque insignia, El Samsung Galaxy S5. Ojo, con esto no queremos decir que su terminal estrella tenga la culpa de los malos resultados. Hay que mirar un poco más abajo.

Un gran terminal no puede ser el sostén de una compañía. De hecho, estos grandes teléfonos están funcionando muy bien en el mercado. El HTC One M8 y el LG G3 son buenos ejemplos de ello. A Samsung no le han ido mal las ventas con el Galaxy S5 pero está perdiendo terreno en la dura lucha por la gama media y la gama de entrada.

En teléfonos de alto coste el margen de beneficio también es más alto. Pero no es lo mismo en las gamas inferiores donde, por pura matemática, hay que vender muchos más teléfonos para sacar un beneficio parecido. Y en ese suculento mercado Samsung no está ganando la partida. Las versiones mini de sus buques insignia (y las del resto de las grandes compañías) no están funcionando y los compradores están empezando a caer en manos de quienes sí les están ofreciendo teléfonos de entrada a precios muy competitivos.

Hablo de Xiaomi, Huawei, Lenovo… todavía (habrá que ver con el tiempo) no son una amenaza importante en la gama alta pero sí lo son en el resto de segmentos. Sus teléfonos compiten muy bien a nivel de precio y prestaciones mientras que las marcas ‘occidentalizadas’ no pueden decir lo mismo salvo honrosas excepciones.

Diseño del Samsung Galaxy S5 Mini

 

Los clientes no quieren más de lo mismo

La compañía ha apostado demasiado por el continuismo en las últimas renovaciones de sus teléfonos más importantes. Se han añadido mejoras importantes a nivel de hardware y software y nadie puede negar que el Galaxy S5 es un terminal como la copa de un pino pero estamos empezando a ver como otros modelos dentro del universo Android están empezando a ofrecer cosas con un poco más de atractivo. Pantallas con marcos cada vez más pequeños, construcciones robustas de metal en lugar del manido policarbonato (vamos, el plástico de toda la vida pero adulterado para no llamarlo por su nombre vulgar)…

Samsung parece que se ha dado por enterada en este sentido. Muchos de los últimos rumores apuntan a que alguno de los nuevos dispositivos de la marca coreana tendrá un acabado metálico y la propia compañía ha admitido estar trabajando en ‘nuevos materiales’ para sus próximos teléfonos.

Esperemos (por el bien de Samsung) que la compañía sepa reaccionar a tiempo a un cambio de aires que, en otras momentos, han pillado a más de uno con el pie cambiado. Teléfonos con prestaciones contenidas pero muy atractivos en diseño y sobre todo… en precio. Esta es la gran tendencia de la actualidad y muchos ya se han quedado con parte de este jugoso pastel. Samsung no debería quedarse fuera.


Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. droidragon 05 Ago, 14 20:33

    Para mi el problema de Samsung no es el material que usan para sus diferente terminales, ni sus software propietarios que le añaden un buen extra Android( yo soy usuario de estas). Para mi el problema de Samsung es diseño. Sus terminales de gama baja media y alta son exactamente iguales. Y eso amigo mio es malo.

    Yo digo que su diseño en gama alta debe mejorar. Porque le quita caché a sus smartphone de gama alta. Un note 3 y el Note 3 neo. Lo diferencia solo el tamaño. Igual galaxy s 5.

    diseño la es la diferencia. Yo quiero un terminal Android que sea diferente. Que se mire que un terminal de gama alta por eso desembolso 750 + de dólares.

    0
  2. jhh 06 Ago, 14 16:25

    Tengo un lg g2 y he cogido un s5 y no hay color el s5 le da mil vueltas a cualquier lg y xperia, samsung va a seguir imnovando que nadie lo dude y lo vais a ver con note4 la que se ha estancado es xperia y lg es solo humo.

    0