El Samsung Galaxy Note 4 será oficial el 3 de septiembre

El Samsung Galaxy Note 4 será oficial el 3 de septiembre

Quique Mencía

Los plazos para la llegada al mercado del nuevo Samsung Galaxy Note 4 se van cumpliendo. Según un último informe de los medios de comunicación coreanos, el terminal se dará a conocer dentro de dos meses, justo antes del comienzo de la IFA de Berlín. Samsung ha puesto toda su maquinaria a trabajar para vender su teléfono antes de que Apple haga oficial el iPhone 6.

Pero la estrategia de Samsung con este terminal de 5,7 pulgadas de pantalla no se va a basar sólo en la rapidez a la hora de sacarlo al mercado. La competencia en el sector es muy dura, por eso, el gigante coreano está planeando vestir el teléfono con lo mejor de lo mejor a nivel de hardware con unas especificaciones que sean bastante superiores a las del Galaxy S5, el hasta ahora buque insignia de la compañía.

Samsung está repitiendo, año a año, su política de lanzamientos. En 2013 ya sacó a la venta en la primera parte del año el Galaxy S4 y pasado el mes de septiembre hizo lo propio con el Galaxy Note 3. Este año las fechas van a ser muy similares. Pero, al contrario que el año pasado en el que el Note 3 mantenía un nivel de hardware muy similar a su predecesor, en esta ocasión nos encontraremos con un buen puñado de mejoras. Y es que todo es poco para enfrentarse al iPhone 6, que supondrá el mayor cambio de diseño de un teléfono de Apple de los últimos cinco años.

samsung galxy note 4 concept

Entre las grandes apuestas a nivel de hardware se mantiene la incógnita de si habrá una versión del teléfono con una pantalla OLED curvada. Se trata de un rumor del que se viene hablando desde tiempos del Note 3. Todo dependerá de que Samsung se encuentre por fin en disposición de producir los paneles curvos en cantidades suficientes para cubrir la demanda de stock.

Otra de las grandes novedades será la introducción de una carcasa metálica, lo que supondría un cambio radical para Samsung, un abonado fijo al policarbonato en sus dispositivos. Si a todo esto le sumamos también la presencia del sensor de luz ultravioleta y un procesador Qualcomm, seguramente el modelo Snapdragon 805, estaríamos ante un teléfono prácticamente insuperable a nivel de hardware. Lo único malo es que tengamos que esperar dos meses para echarle el guante a semejante aparato.