FitBit abre la era de los wearables en Windows Phone 8.1

Windows Phone

Si hay algo que los usuarios de Windows Phone podían envidiar de los de Android y iPhone es la cantidad de wearables en forma de monitores de ejercicio y ahora relojes inteligentes que hay en sus sistemas. Si bien no es la primera, Fitbit si que es la que llega con aplicación propia y todo un ecosistema listo para abrir la era de los wearables en el sistema operativo de Redmond.

Windows Phone, pese a su escasa cuota de mercado frente al resto de sistemas operativos, parece que capta la atención de muchas marcas que ven ya saturado el mercado en iOS y Android. Y es que para estos dos últimos no solo hay cientos de miles de aplicaciones, sino también de accesorios.

En concreto, el segmento de éstos que ahora es mas apetecible y que más interés genera, los wearables, es cierto que en Windows Phone está pasando, de momento, de forma más discreta. Con esto no se puede decir que no haya, porque antes que FitBit, ha habido otras marcas como Garmin con su Vivofit que lanzaron productos que incluso se venden en la tienda de Microsoft. Ahora bien, y como señalan los usuarios en los comentarios, esta, y las demás, hay que utilizarla con una aplicación de terceros.

Captura de pantalla 2014-07-29 a la(s) 10.32.57

Es por ello que la llegada de un gran nombre en este sentido como es FitBit supone un espaldarazo al sistema operativo de Microsoft que recibe no sólo una aplicación capaz de ofrecer todas las funciones que ya se disfrutan en otros sistemas operativos, sino que aprovecha algunas de las funciones especiales de Windows Phone 8.1 como es una Live Tile interactiva.

Es por ello que ya cualquiera de las pulseras o aparatos para monitorizar no sólo el ejercicio, sino también el sueño o simplemente nuestro día a día que ofrece FitBit pueden ser utilizados sin problemas con los terminales con Windows Phone mientras seguimos a la espera de si se hará realidad el smartwatch de Redmond que, por otra parte, será compatible con cualquier sistema operativo móvil.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)