Microsoft lo confirma, la serie Nokia X dejará de usar Android

Windows Phone

Dentro de uno de los últimos comunicados del actual CEO de Microsoft a sus empleados, donde por otra parte las miradas estaban más puestas en el recorte de 18.000 puestos de trabajo que en otros aspectos, se escondía entre líneas el futuro que también le espera a los Nokia X, y no es Android.

Ya no es un rumor ni lo ha dicho @evleaks u otro insider, las palabras son del propio Satya Nadella, CEO de Microsoft, que en un comunicado publicado hoy para los empleados donde explica el recorte de plantilla más dramático de los últimos 30 años de la compañía, también “despide” a los Nokia X con Android.

En propias palabras de Nadella se puede leer “nuestro plan es convertir ciertos diseños de Nokia X en productos Lumia con Windows. Esto construirá nuestro éxito en el espacio de los smartphones económicos y se alinea con nuestro foco en las aplicaciones Windows Universales”.

apertura nokia x2 prueba video

Con los Nokia X2 recién presentados, parece que Microsoft ha tomado las riendas de la compañía y no serán sino el último rescoldo del proyecto que se iniciaba en la empresa finlandesa pero en el que no confían desde Redmond y que parece que va a ser uno de los departamentos a desaparecer en esta restructuración. Además, como el mismo Nadella indica, es por otra parte mucho más lógico mantener unificada su plataforma en lugar de tener que preocuparse de una pequeña parte de ella que funciona en el sistema operativo de Google, aunque use los servidores de Microsoft para cosas como el correo, la navegación y hasta las búsquedas.

18.000 despidos, sobre todo de ex-trabajadores de Nokia

Por otra parte, estas palabras de Nadella vuelven a dejar en un lugar comprometido a Stephen Elop, quien por activa y por pasiva ha defendido el proyecto de Nokia X con Android y que ahora tendrá que volver a cambiar su discurso para adecuarse al de su jefe.

De momento Elop ha salido al paso en una carta que enviaba el pasado martes a los 12,500 ex-empleados de Nokia que también perderán su puesto en Microsoft de aquí a final de año. Como suele pasar en estas fusiones, serán los mayores damnificados ya que el que fuera también CEO de Nokia apuntaba a una necesaria reestructuración de la división de smartphones con “limitados cambios” en las de Xbox y Surface, que parece que se salvarán.

Está claro que Microsoft está dispuesto a cargar con todo lo que tiene en el mercado smartphone, y probablemente este 2014 es un año de transición, siendo el desembarco total en 2015 con un Windows 9 y Windows Phone 9 con, parece ser, muchas de sus aplicaciones funcionando de forma universal en uno y otro.

Fuente: Microsoft

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)