El sensor de huellas Touch ID del iPhone 6, en imágenes

Escrito por Víctor Rodríguez
Apple

Hemos tenido ocasión de acceder a decenas de imágenes en las que aparecen la carcasa del iPhone 6, pero muy pocas en las que se muestren sus componentes. Un portal francés rompe esta dinámica al filtrar varias fotos en las que se mostraría el sensor de huellas dactilares Touch ID del futuro iPhone en las que se pueden apreciar algunos cambios en su estructura.

El iPhone 6 ha sido, es y seguirá siendo hasta el día de su presentación, uno de los focos más potentes de rumores y filtraciones. Hasta la fecha se han difundido infinidad de imágenes de la supuesta carcasa. No menos importante ha sido el dossier de información sobre posibles características técnicas. Ahora tenemos la oportunidad de sacar a la luz uno de los pocos elementos de los que no se ha hablado demasiado, el sensor de huellas del hipotético iPhone 6.

Imágenes sugerentes, pero sin verificar

El motivo no es otro que la filtración de varias fotos en las que aparece el mencionado sensor biométrico que tan popular se hizo tras su implantación en el iPhone 5s. El hecho de que se diga que el proveedor TSMC ya haya enviado los primeros lotes de sensores a la firma de Cupertino ofrece mayor validez a las imágenes. En cualquier caso, la información que se desprende de las instantáneas brilla por su ausencia, pero algunos detalles de las fotografías dan pie a distintas teorías.

Y es que la comparación del sensor Touch ID del iPhone 5s junto a la supuesta nueva generación de este tipo de sensor, la que Apple habría diseñado para el iPhone 6, destapa algunos cambios. Aparentemente no parecen demasiado importantes, pero el rediseño de una parte de los circuitos que conectan el sensor con la placa base del smartphone difiere respecto al mostrado por la versión de Touch ID equipado por el iPhone 5s.Touch ID del iPhone 6

Un Touch ID más efectivo

Esta diferencia ha derivado en un indicio que hace pensar en una posible optimización del sensor de huellas, tal y como anteriores rumores ya apuntaban con anterioridad. Éstos indicaban que Apple apostaría por nuevos materiales que harían más efectivo el sensor biométrico. Lo cierto es que a lo largo de los meses un número indeterminado de usuarios se han quejado del funcionamiento del Touch ID, por lo que tiene sentido que Apple haya decidido mejorarlo a partir de una nueva generación que, obviamente, estrenaría el iPhone 6.

Asimismo, cabe destacar que el sensor de huellas se ha convertido en una característica fundamental y muy popular en la última generación de iPhone, por lo que es de esperar que los norteamericanos sigan concediendo peso a este sistema de identificación personal, ya sea en sus smartphones (como así ha sido hasta el momento)e incluso en las siguientes generaciones del iPad, tal y como se ha rumoreado durante los últimos meses. No obstante, veremos si cuando el iPhone 6 luzca esta nueva generación del Touch ID, Apple no se verá obligada a cambiar el nombre del mismo por problemas legales.

Fuente: Nowhereelse