Roban 40.000 smartphones y tabletas Samsung Galaxy por valor de 26 millones de euros

Escrito por Víctor Rodríguez
Samsung

Robo de película en una de las fábricas de Samsung en Brasil. Según han informado las autoridades del país y la propia compañía, un grupo de atracadores armados ha asaltado las instalaciones de la factoría ubicada en la ciudad de Campinas. El robo se ha saldado con la sustracción de unos 40.000 dispositivos entre los que se incluyen smartphones y tabletas Samsung Galaxy, además de ordenadores portátiles por un valor cercano a los 26 millones de euros.

Los dispositivos electrónicos son uno de los objetos más codiciados por los ladrones. No en vano las autoridades estadounidenses nos ofrecían una visión de lo que sucede a diario en las grandes ciudades del país, donde en 2013 se registraron más de tres millones de robos de este tipo. Sin embargo, en ocasiones los cacos pasan a otra categoría, la de profesionales, y se proponen atracos de mayor calibre. Que se lo digan a LG cuando uno de los tráiler que transportaba más de 22.500 unidades del smartphone LG G2. El camión fue “secuestrado”, aunque finalmente la firma recuperó el voluminoso pedido de terminales. Sin embargo, esto fue peccata  minuta comparado con el robo que ha sufrido Samsung en tierras brasileñas.

Un plan bien urdido

Concretamente nos referimos a la ciudad de Campinas, en el municipio de Sao Paulo, donde la multinacional dispone de una de sus factorías. Allí los asaltantes han materializado un robo de película pues todos sus movimientos se corresponden con un plan organizado que podría haber contado con ayuda de personal interno.Instalaciones de Samsung

Mercancía valorada en 26 millones de euros

El grupo de encapuchados, que no ha podido ser identificado por el momento, se introdujo en las instalaciones de Samsung previo asalto de una furgoneta del personal de la firma. Los ladrones robaron las tarjetas identificativas de los trabajadores y se colaron haciéndose pasar por empleados acreditados. Ya dentro de la fábrica, los atracadores se guiaron por información privilegiada hasta dar con la zona en la que Samsung disponía de la mercancía de mayor valor económico. Concretamente una sección en la que el fabricante disponía de siete trailers con la mercancía ya almacenada en las plataformas de transporte. Para alcanzar el objetivo los asaltantes retuvieron a más de 200 empleados, incluido el personal de seguridad.

Finalmente el grupo organizado se llevó la mercancía que, según las primeras investigaciones policiales, tendría un valor económico de unos 26 millones de euros. Entre el inventario de material robado figurarían unas 40.000 unidades de dispositivos electrónicos tales como smartphones y tabletas Samsung Galaxy, además de ordenadores portátiles -netbook- de la marca.

Fuente: Expansión