Amazon espera vender tres millones de Fire Phone este año

Android

Seguramente que la estrella de estos días en el mundo de la tecnología y los teléfonos móviles ha sido la nueva criatura de Amazon, el Fire Phone que llega con algunas novedades importantes tanto en su pantalla como en la forma que es capaz de relacionarse con el entorno para descubrirnos todo tipo de contenidos: películas, músicas, aplicaciones, etc.

Pero como seguramente que esto ya lo sabéis, toca ahora detenerse en las posibles cifras de ventas que podrían manejar desde Amazon para este año 2014, que no estarían nada mal aunque, lógicamente, andarían bastante alejadas de los resultados que suelen cosechar otros gigantes como Apple o Samsung, que cuentan por decenas de millones de unidades vendidas a los pocos meses de sus lanzamientos.

Los de Jeff Bezos podrían tener en mente vender un total de tres millones de Fire Phone durante todo el año 2014, según ha informado DigiTimes de fuentes de ‘una cadena de suministro de componentes de Taiwán’. Y es que el móvil de Amazon, al parecer, está siendo fabricado en las instalaciones de Foxconn.

amazon_fire_phone1

Precisamente, el mismo medio habla de que la producción del Amazon Fire Phone estaría actualmente situada entre los 300.000 y los 500.000 dispositivos al mes, por lo que las cifras de ventas tampoco podrían ser mucho más altas. ¿O hay previsiones conservadoras detrás? Hay que tener en cuenta que el móvil no está todavía a la venta y no llegará hasta el próximo 25 de julio, por lo que ahora mismo solo es posible reservarlo para asegurarnos tener uno en los días inmediatamente posteriores a su estreno.

Para poner estos tres millones de unidades en perspectiva hay que recordar que Apple vendió en su primer fin de semana nueve millones entre el iPhone 5s y el 5c mientras que Samsung alcanzó los 11 en el primer mes de vida de su Galaxy S5, que salió a la venta el pasado 11 de abril. De todas formas, como inicio de la nueva andadura de Amazon en el mercado de los smartpones tampoco parece tan malo, ¿no os parece?

Escrito por Iván Martín