Samsung Galaxy F, en la moda cromática de la gama alta

Samsung

La compañía surcoreana Samsung parece planear el lanzamiento de dos nuevos teléfonos inteligentes en las próximas semanas. Por una parte el Samsung Galaxy Alpha, un dispositivo que por características técnicas competiría frente a frente con el nuevo producto de Apple, el iPhone 6. Por otra parte, un equipo de mayores prestaciones se presta continuamente a “robados” en los que posa como susceptible de ser presentado próximamente, el Samsung Galaxy F. En esta ocasión, lo vemos en color dorado.

Hay dos factores principales por los que Samsung es conocida como fabricante de teléfonos inteligentes, entre muchos otros. Estos anteriores son la capacidad de la compañía para la diversificación de producto, es decir, la “oleada” anual de dispositivos que Samsung lanza al mercado y, por otra parte, sus sistemas de software propietario. Pero en este caso, lo que nos interesa principalmente es este primer factor. En esta generación, según las filtraciones últimas, la surcoreana líder en tecnología de consumo llevaría sus “habilidades” en este campo al máximo exponente lanzando un total de cuatro buques insignia: Samsung Galaxy S5, Samsung Galaxy Note 4, Samsung Galaxy Alpha y Samsung Galaxy F.

galaxy-f-perfect-golden

Samsung Galaxy F, un buque insignia en la moda cromática

Si nos fijamos en el mercado actual podremos reconocer, entre la gama de colores “típica” de los principales fabricantes, el color dorado presente en los correspondientes productos de cada cual. Sin embargo, este color es común única y exclusivamente a los dispositivos de la gama alta. ¿Qué quiere decir esto? Evidentemente, habría que disponer de más información para confirmar la veracidad de esta fotografía, sin embargo, dando esto por descontado, serviría al mismo tiempo para confirmar que, tal y como se espera, el Samsung Galaxy F es un teléfono inteligente de gama alta.

Aunque son conclusiones arriesgadas y hay que tomarlas con un inteligente punto escéptico, no cabe duda de que el mercado puede acoger muy positivamente un dispositivo que ampliaría las posibilidades de los compradores que, desde su lanzamiento, contarían con más opciones que nunca a la hora de decantarse por un equipo de altas prestaciones. Aunque, por otra parte, supone un varapalo para los usuarios del Samsung Galaxy S5 que, con éste último, perderían la posesión del “más alto de gama”.

Escrito por Carlos González Villamil