Un nuevo recubrimiento haría nuestras pantallas irrompibles

Generales

Como recubrimiento para las pantallas táctiles de nuestros teléfonos inteligentes y tabletas es utilizado, actualmente, un material llamado ITO. Este revestimiento de óxido de indio y estaño no sólo sería bastante más caro que la solución que a continuación os mostramos, sino que además tendría una resistencia muy por debajo de este nuevo recubrimiento que convertiría nuestras pantallas en un componente mucho más resistente, prácticamente irrompible. Además, su transparencia es mayor que la del ITO, por lo que se necesitaría un consumo menor de energía para los mismos niveles de brillo actuales.

El mayor problema de los teléfonos inteligentes y las tabletas, y se acentúa a medida que continúan creciendo, es que sus pantallas táctiles son excesivamente fáciles de romper. Tanto como tener un descuido y que el dispositivo se caiga al suelo. Y es que actualmente los recubrimientos que las diferentes firmas montan, aunque han aumentado considerablemente sus niveles de resistencia, también es cierto que lo han hecho en contra de agresiones como arañazos y presión, pero contra impactos aún no se ha producido una evolución considerable.

cuerpo pantalla

El ITO sería sustituido en nuestras pantallas por un nuevo recubrimiento

Como ya adelantábamos, encima de las pantallas de nuestros teléfonos inteligentes podemos encontrar un fino recubrimiento, sobre el digitalizador, fabricado en óxido de indio y estaño -ITO- que, aunque tiene un nivel de transparencia muy alto, no deja de ser un compuesto metálico que garantiza la conductividad, necesaria al cien por cien para el correcto funcionamiento de la pantalla táctil. Sin embargo, esta es precisamente la “capa” de la pantalla que suele romperse -aunque a veces es el digitalizador, que es peor y más caro-.

Según palabras de nuestra fuente, este nuevo recubrimiento estaría compuesto de una capa transparente de electrones sobre una superficie de polímetros, lo que daría lugar a un fino revestimiento más duro y flexible que el ITO, además de más barato y, como adelantábamos, con un nivel de transparencia bastante superior. En cualquier caso, esta tecnología está siendo desarrollada en la Universidad de Akron y no se sabe cuando podría llegar a comercializarse y, por tanto, a llegar a las pantallas de nuestros teléfonos inteligentes.

Fuente: PhoneArena

Escrito por Carlos González Villamil