Mozilla pagará a los fabricantes para que actualicen a la última versión de Firefox OS

La fragmentación de una plataforma de software es un gran problema y Mozilla no está dispuesta a afrontar los inconvenientes en los que derivarían para Firefox OS dicha situación. Ante esta tesitura, el máximo dirigente de la compañía parece tener un plan: ayudar económicamente a los fabricantes para facilitar la actualización de sus smartphones Firefox OS con la última versión disponible.

Android puede que sea el ejemplo más evidente de lo que puede suponer para el usuario la fragmentación de una plataforma. El rápido avance y desarrollo del propio sistema operativo mediante actualizaciones y la constante presentación de más y más modelos propicia que a los fabricantes no les resulte rentable mantener durante un tiempo prolongado el soporte técnico para determinados equipos, especialmente aquellos con solera y sin una importante masa de usuarios detrás. Finalmente, el problema repercute de lleno sobre el usuario ya que el cliente que ha adquirido un smartphone o tablet ve cómo en poco tiempo su dispositivo ya no es capaz de ofrecerle las últimas novedades y mejoras del software.

Cuestión de dinero: los beneficios

Si bien en algunos casos concretos la finalización del soporte técnico es debido a limitaciones del hardware, otro alto porcentaje de los casos se debe a la falta de rendimiento económico. Dejando atrás la satisfacción del cliente, el adaptar cada versión de un sistema operativo cuesta dinero, dinero que hay que restar de los beneficios económicos que deja en caja la venta del propio dispositivo.Smartphones y tablet con Firefox OS

Mozilla, sabedora de esta problemática, estaría dispuesta a poner en marcha un plan de actualización que se basaría en motivar a los fabricantes con un rendimiento económico adicional. De este modo los clientes con dispositivos Firefox OS disfrutarían durante más tiempo -respecto a otras alternativas- de la última versión del sistema, con lo que ello supone. Optimización del sistema con su pertinente ganancia en fluidez y mayor autonomía, adicción de nuevas funciones y herramientas, actualización del aspecto del sistema -interfaz- y corrección de errores para mejorar la seguridad. Este último punto es especialmente interesante si valoramos que Firefox OS está desarrollado en HTML5, el lenguaje que empieza a proliferar en la Red y en el que se basa gran parte de los navegadores, especialmente susceptibles a los ataques informáticos.

Las apps, ¿sustento de un «nuevo» modelo de negocio?

Por tanto, la idea de Mozilla sería la de compartir gastos producto del soporte necesario para mantener al día sus smartphones y tabletas Firefox. De partida, la compañía del zorro naranja valora utilizar los ingresos procedentes de la venta de aplicaciones, los logrados por el tráfico generado por las búsquedas y las promociones con compañías desarrolladoras de apps. No obstante, el presidente ejecutivo de Mozilla no ha concretado específicamente el modelo de negocio, aunque la línea de éste se orientaría forzosamente en base a los rendimientos económicos generados directamente por Firefox. ¿Será la solución definitiva a los problemas que genera la fragmentación? Si funcionase con Firefox OS, ¿sería viable aplicarlo sobre Android?

Fuente: Nextpowerup

4 Comentarios