SIMBAND, descubre qué prepara Samsung para potenciar la utilidad de sus wearables

Escrito por Víctor Rodríguez
Samsung

Los Samsung Gear 2 y Gear Fit son los dos ejemplos más destacados de que la firma se ha volcado con el desarrollo de los dispositivos denominados wearables o ponibles. Sin embargo, la firma prepara novedades para que sus equipos ganen utilidad a base de fusionarse con las aplicaciones relacionadas con la salud y el deporte. Esa búsqueda de nuevas herramientas nos lleva a SIMBAND, una plataforma que permitirá al usuario controlar un importante elenco de parámetros más allá del ritmo cardíaco.

En un evento denominado “Voice of the body“, la firma ha destapado hacia dónde orientará su negocio de wearables y su posible alianza con otras marcas. La propuesta, SIMBAND, llega poco después de que fuese lanzado comercialmente el Samsung Galaxy S5, muy sensibilizado con el tema de la salud. Y es que el smartphone incluye un sensor de ritmo cardiaco y hasta un medidor de estrés. Del mismo modo encaja en la propuesta de futuro Samsung Gear Fit, la pulsera inteligente presentada el pasado mes de febrero en el Mobile World Congress.Sensores incluidos en SIMBAND

Más sensores, más medidas, más posibilidades

Sin embargo, la plataforma detrás de SIMBAND es mucho más compleja que todo lo visto ahora. La firma ha querido dejar patente cuáles son sus objetivos al mostrar un prototipo con procesador ARM Cortex A7 Dual Core de 1.0 GHz, fabricado con un proceso de 28 nanómetros, y conectividad Bluetooth y WiFi. Cargado de todo tipo de sensores, permitiría a los usuarios acceder a la lectura de parámetros como el nivel de glucosa y oxígeno en sangre y las pulsaciones. No obstante, los surcoreanos matizan que será posible incluso medir otros parámetros en conjunción con los accesorios adecuados.Sensores para wearables

El desarrollo

Aunque el proyecto SIMBAND ha sido presentado hoy mismo, la compañía es consciente de que aún queda mucho trabajo para que la plataforma eche a andar. De hecho, el soporte de las API para la compilación de aplicaciones compatibles no estará disponible hasta finales de año. De este modo, las aplicaciones relacionadas con la salud del estilo a S-Health, no estarán disponibles antes de la fecha indicada. Incluso el propio hardware que es capaz de integrar SIMBAND aún no se ha concretado y dependerá del desarrollo e investigación de Samsung y otras empresas durante los próximos meses. Para tal fin destinará 50 millones de dólares, presupuesto que irá a parar a nuevas empresas y socios que se involucren en el avance del proyecto.

Fuente: The Verge


Continúa leyendo

Comentarios

1 comentario
  1. tor 29 May, 14 15:17

    Samsung va en el buen camino…estos productos serán los que tengan gran valor añadido, pues con los moviles, poco a poco , sus ganancias serán menores con la potencia de los fabricantes chinos…y felicidades por la investigación…luego dirán que SAmsung solo copia…

    0