Si vas a tener un Galaxy S5, no le compres cualquier tapa trasera

Escrito por Iván Martín
Android

Como diría el tío de Peter Parker (Spiderman), “todo gran poder, conlleva una gran responsabilidad” y en el caso del Galaxy S5, su gran poder es que es resistente al agua y al polvo, lo que nos obliga a que tengamos que tomar una serie de precauciones para evitar un desastre a la mínima que le caiga un poquito de agua. Sobre todo ahora que pronto llegará el verano.

Hasta ahora cuando querías comprar una nueva tapa trasera a tu Galaxy S3 o S4 no te fijabas en ningún detalle especial más allá de que te gustara su color, su textura, su dibujo o el mensaje que trajera. Pues bien, con el Galaxy S5 ahora hay que tener un elemento más en cuenta y es tan importante como que la vida de tu smartphone depende de él.

Imagínate que te has comprado un Galaxy S5 nuevo y libre por casi 700€, o lo has conseguido gracias a un operador vinculado a una tarifa de datos que, más o menos, te saldrá (casi) por lo mismo. Tras ese enorme desembolso de dinero, vas y compras una funda de esas que se venden en los chinos por apenas 3€. Cuando llega el verano te lo llevas a la piscina ‘por que es resistente al agua’ pero en cuanto le caen dos gotas, tu flamante smartphone se apaga y adiós. Se ha mojado y no tiene reparación posible.

galaxy-s-5-back-cover

¿Qué ha pasado? Pues muy sencilllo. La tapa que compraste no venía con las protecciones necesarias para mantener el agua alejada de las tripas del Galaxy S5, como puedes comprobar por la imagen superior donde podrás ver una banda negra de goma que mantiene a salvo a la batería, la tarjeta SIM, la micro SD y demás elementos lejos de la catástrofe.

Estas tapas traseras sin medidas ‘anti líquidos’ para el Galaxy S5 están proliferando por toda clase de webs (eBay, DX Extreme, etc.) y son una tentación para el bolsillo una vez que lo gordo nos lo hemos gastado en el S5. Nuestro consejo es que seas muy, muy estricto al analizar la nueva tapa trasera que le compras y muy importante, no escatimes cuando por 20€ más podrías proteger bien tu smartphone.

Así que ya sabes, si tienes, o vas a tener un Galaxy S5, mucho cuidado con la tapa trasera que le compras o te quedarás sin Galaxy S5 al menor remojón.