Yoigo acude a la CNMC para evitar el veto de Movistar y poder alquilar su red 4G a OMVs

Yoigo se ha plantando ante Telefónica, con quien tiene un acuerdo por el que ofrece el 22% de su cobertura con la operadora incumbente, y ha elevado una demanda a la CNMC para poder realquilar sus líneas a las OMVs deseosas de poder utilizar redes 4G.

Hace unas semanas nos hacíamos eco de un movimiento importante en el mercado de las operadoras españolas y es que Pepephone quería abandonar Vodafone para irse con Yoigo, quien le permitirá utilizar su red 4G. Sin embargo, la cuarta operadora con red propia española tiene un importante problema y es que el 22% de su cobertura la ofrece Movistar gracias al acuerdo al que llegaron el verano pasado, y que fue denunciado por Orange y Vodafone.

Los planes de Yoigo de convertirse en un mayorista en el mercado de las redes 4G se han topado con la negativa frontal de Movistar, que considera que no es de recibo que otros usen su red para hacerle competencia desleal.

4G

Y es que pese a todo, tanto Movistar como Orange y Vodafone no ven con buenos ojos que las operadoras móviles virtuales entren en el suculento mercado del 4G que ahora dominan y que es un reclamo para retener clientes y parar la sangría de portabilidades que sufren cada mes. Además, la inversión que han realizado en los últimos meses y la cercanía del reparto del dividendo digital es un momento crítico para expansión de esta nueva generación de redes 4G que quieren dominar en solitario.

Sin embargo, fiel a su carácter irreverente, Yoigo ha recurrido a la CNMC que ya le dio la razón en 2012 cuando se refrendó su derecho a entrar en el mercado mayorista, vedado hasta ese momento a los operadores móviles de red. Está claro que si la CNMC falla a favor de la filial de Telia Sonera, muchas de las 36 OMVs no lo dudarán, sobre todo la más potentes, para abandonar sus actuales contratos e irse lo más rápidamente posible con Yoigo, que no les pondrá ningún problema para ofrecer servicios sobre 4G que ahora mismos tienen vedados.

Fuente: El Confidencial vía RedesZone