El HTC One 2 (M8) Mini ya tiene unas posibles especificaciones técnicas

Android

Llevamos ya algunas semanas haciéndonos eco de todas las informaciones que llegan sobre el futuro HTC M8 que, para todo el mundo, es el HTC One 2, el sucesor de uno de los mejores smartphones que pudimos disfrutar en el pasado año 2013. Pues bien, a los rumores de que llegará una versión Mini, ahora tenemos que dar a conocer cuáles serán sus ‘full specifications’.

Según publican en su cuenta de Twitter los chicos de @evleaks, fuente habitual en informaciones que luego se acaban por confirmar, el HTC One 2 Mini vendrá equipado con un procesador Snapdragon 400 quad-core a 1,4 GHz, pantalla de 4,5 pulgadas (4,3 tenía el HTC One Mini de 2013) y 1280×720 pixels de resolución, 13MP en su cámara principal y 5 en la frontal (no está nada mal), 1GB de memoria RAM y 16 de almacenamiento interno, Bluetooth 4.0, Wifi con soporte a/b/g/n/ac, interfaz Sense 6.0 UI y una instalación de Android 4.4.2 KitKat.

Este HTC one 2 Mini vendría casi con total seguridad sin botones físicos en la parte frontal al igual que su hermano mayor, el HTC One 2, por lo que los taiwaneses correrían a seguir los consejos de Google que desde hace varias versiones de Android (la 3.0 Honeycomb para tablets) viene recomendando a los fabricantes que se olviden de los botones físicos y los pongan dentro de la pantalla. ¡Hasta la propia Samsung, en su futuro Galaxy S5, parece dispuesta a renunciar a ellos por vez primera!

tuit_@eveleaks_htc one 2 miin

Está claro que la jugada ideada por HTC para este año es muy parecida a la que llevó a cabo en el pasado y que tan buenos resultados le reportó, con un HTC One (y su versión Mini) que fue considerado uno de los mejores smartphones Android de 2013. De todos modos, todavía es un misterio cuándo podremos saber de él oficialmente algunas fuentes ya están hablando abiertamente de finales de marzo. Por lo que HTC dejaría que en la MWC hicieran ruido otras compañías para luego ella, a solas, recibir todos los focos de atención.

Escrito por Iván Martín