Prueba a fondo del Nokia Lumia 1320

Nokia Lumia

Este phablet Nokia Lumia 1320 está destinado a competir en la gama media de producto, por lo que es de esperar que se enfrente a modelos como el Galaxy Note 3 Neo y similares. De esta forma, no se debe esperar de él el máximo rendimiento, pero no desentona para nada este terminal de pantalla de seis pulgadas.

Evidentemente en lo referente a las especificaciones no se puede comparar a, por ejemplo, su “hermano mayor”: el Lumia 1520. Pero realmente ofrece todo lo necesario para que el sistema operativo que utiliza, Windows Phone 8, se ejecute con una fluidez más que destacable en su panel LCD con resolución de 1.280 x 720.

En lo referente a la memoria RAM y el procesador, hay que decir que el conjunto es solvente. En el primero de los casos este Nokia Lumia 1320 incluye 1 GB de RAM, por lo que no hay aplicación en el mercado que se le resista, ni aunque esta se ejecute en multitarea. En lo que se refiere al SoC, hay que decir que el elegido es un Qualcomm Snapdragon S4 de doble núcleo a 1,7 GHz. No es el mejor que se puede encontrar en el mercado, pero es adecuado para ofrecer un buen funcionamiento global.

Phablet Nokia Lumia 1320

Para terminal, hay que indicar algunos detalles que se deben tener en cuenta en este terminal y que también dejan muy claro que está destinado a la gama media de producto. Un ejemplo de esto es que su cámara trasera es de cinco megapíxeles y que su capacidad de almacenamiento es de 8 GB. Está bien, pero no es lo que se puede considerar “top”. Eso sí, su batería ofrece una gran capacidad, ya que tiene una carga de nada menos que 3.400 mAh.

Si quieres ver la prueba completa del Nokia Lumia 1320 pulsa aquí.

Escrito por Iván Martín