El Samsung Galaxy S5 no llevará carga inalámbrica

Escrito por Raúl Masa
Samsung

La llegada inminente del Samsung Galaxy S5 sigue levantando una gran polvareda a su alrededor. Todavía se conocen pocas cosas realmente sobre su diseño, sus características, o incluso su propia distribución, aunque poco a poco, y a base de las cosas que no tendrá, vamos conociendo más detalles del que debe ser la estrella de Samsung durante este próximo 2014.

Si todavía no se conocen las cosas que tiene el Samsung Galaxy S5, al menos vamos descubriendo las que no tendrá. Así, hace unas semanas se puedo más o menos confirmar que su pantalla no será curva y estará al margen innovador que otras firmas ya están llevando a cabo. O mejor dicho, que ni ellos mismos, ya que el Galaxy Round tiene ese tipo de pantalla. Pues bien, a través de diversos medios coreanos ahora se sabe que el Galaxy S5 no dispondrá de carga inalámbrica.

Esta era una de las innovaciones tecnológicas que seguramente llamaba más la atención a los usuarios, aunque después de todo parece que no será tan sencillo pese a que en octubre surgieron unos rumores aparentemente fundados en los que se decía que el Samsung Galaxy S5 tendría este tipo de carga. Finalmente todo apunta a que no será así.

galaxy s5 metalico

Los motivos del Samsung Galaxy S5

La noticia, que se desprende de un informe que publican los medios de comunicación de Corea, aseguran que trabajadores de Samsung han manifestado que de momento no parece posible que la tecnología de carga inalámbrica esté disponible en el Samsung Galaxy S5. Por lo tanto, habrá que esperar a ver la reacción de los usuarios, aunque de momento es algo que puede gustar, pero como no está realmente implantado, tampoco se sabe hasta qué punto puede agradar o no a los consumidores.

Sobre los motivos que se argumentan para tomar esta decisión, hablan de que realmente, al parecer, esa tecnología como tal de momento no está al alcance, y que por lo tanto es imposible de implementar en el Samsung Galaxy S5. Además, otro de los motivos que tienen es, como se señalaba anteriormente, que no saben hasta qué punto el usuario puede estar familiarizado con esta tecnología.

Otro asunto, y no menos importante, tendría que ver con el coste de producción, y luego de esos propios cargadores inalámbrico. Puesto que si los terminales de gama alta, como es este Samsung Galaxy S5 ya son caros, parece que añadir más precio al coste final, puede ser algo que no agrade a los consumidores. Por lo tanto, parece que habrá que seguir esperando.

Fuente: Sammobile