Microsoft intentará posicionar Windows Phone a golpe de talonario

Escrito por José Luis Fernández Cerezo
Windows Phone

A pesar del ligero crecimiento de Windows Phone, es un hecho irrefutable que Microsoft no está obteniendo los resultados de ventas esperados. Desde que se hizo con el control de la división móvil de Nokia, su progreso ha sido suficiente como para superar a Blackberry, aunque no colocarse a la altura de Android. Tanto es así, que por parte de Nokia se buscan alternativas al sistema. Y es que Microsoft busca otros socios que le aporten una mejor salida a sus productos. Véase Sony, cuyo interés empieza a mostrarse. O también el mismísimo Samsung… Todo esto según un rumor con muchos tintes de certeza.

Pues bien, si añadimos además a Huawei como tercer socio en esta joint venture, los cuales recibirían del gigante de la tecnología Microsoft,la nada despreciable cantidad de 2.600 millones de dólares. Este importante desembolso se repartiría entre los mencionados socios, en la siguiente proporción: para Samsung (que ya estaría presuntamente embarcado en el proyecto) 1.200 millones este año.  Huawei se encargaría de ello con 600 millones. Y quedaría Sony que obtendría 500 millones para el desarrollo de sus smartphones con Windows Phone. Restarían 300 millones para destinarlos a otros posibles advenedizos.Windows Phone BLue podría cambiar ligeramente su aspecto gráfico.

Estrategia de Microsoft

Esta estrategia comercial no es nada nueva, y precisamente Nokia empezó su andadura en Windows Phone con este tipo de incentivos. Desde luego, dado el avance del mercado de smartphones y tablets, es una gran apuesta de Microsoft, máxime si tenemos en cuenta la cuota de mercado de su plataforma. No cabe duda de que ellos explotarían los posibles beneficios de conseguirse el éxito. Una vez se complete el proceso de adquisición de Nokia, Microsoft será la responsable de la fabricación de 9 de cada 10 Windows Phone, a lo que habría que sumar la parte correspondiente a los acuerdos con otras compañías con el objetivo de aumentar la cuota de mercado. Ni que decir tiene que esto nos da una idea del nivel de preparación que ha adquirido Microsoft para competir dignamente en este mercado, nuevo para ellos.

Si se piensa un poco, Microsoft tiene una gran experiencia en este tipo de negociaciones – como siempre ha sido con Windows- llevando ellos la batuta del sistema operativo, y dejando a otros la parte de la fabricación del hardware. Como en el juego que más les gusta a los norteamericanos, el póker, esto es un doble o nada. A ver quien supera la apuesta o quién tiene mejores cartas…

Fuente: unwired view.com