El Motorola Moto G no gusta nada a los fabricantes de Android

Sí, suena mal pero es la realidad, la llegada del Motorola Moto G molesta y bastante a los rivales de Android. Lo más curioso es que MovilZona no ha necesitado pulsar el sentir de los fabricantes… han sido ellos quien en privado y sin preguntar nos han mostrado tu total desacuerdo con la esta estrategia de Google y su Moto G.

Según nos dice un alto directivo del sector “es incomprensible que Google ataque directamente a sus propios aliados”. La misma persona nos asegura que el malestar en las altas esferas es más que manifiesto, hablamos de las altas esferas internacionales.

Según hemos podido saber todas las marcas han advertido a Google de la poca gracia que les hace ver como lanza un modelo unos 200 ó 300 euros por debajo del precio de mercado y más cuando Google o en este caso Motorola no se anda por las ramas y aprovecha cualquier comparecencia para decir que su Moto G vale tres veces menos que otros modelos de Android. Al hilo de esto un director de márketing de un fabricante nos decía: «cualquier profesional no puede cargar ni basar su discurso sobre los puntos fuertes de su producto en detrimento no solo de la competencia más directa sino de sus partners» empresas que además, continuaba «colaboran en hacer crecer un sistema operativo del que Motorola se quiere beneficiar con el lanzamiento del Moto G». Por si fuera además el Moto G se ha convertido en la niña bonita de las actualizaciones de Android, algo muy pero que muy importante para muchos usuarios. Otro detalle que también pone de manos a los fabricantes, hartos de lanzar modelos en todas las gamas y que están a merced de Google para estos temas.

Motorola Moto G sobre mesa de color blanco

En el día a día de los operadores es una realidad que el terminal está haciendo mucho daño: «todos lo que han llegado los hemos vendido y tengo lista de espera», nos decía el máximo responsable de un potente OMV que veía en el modelo americano una buena baza comercial. Desde una de las más importantes cadenas de tiendas nos filtraban: «los fabricantes están que muerden, este modelo ha dejado fuera de mercado a muchos móviles de la gama media de Android». Y es que pensemos que un Android con Quad Core y pantalla de 4.5 pulgadas que cueste más de doscientos euros ya está fuera de mercado.

Las alternativas toman forma

Puede sonar fuerte pero desde los fabricantes se empieza a hablar de una manera más abierta de las opciones de mercado que hay no solo en Firefox, sino en Windows Phone o Tizen. Podemos decir que es una situación de mercado que hasta hace poco tiempo era inprevisible, pero que se está tomando forma con la llegada de este terminal. «En una reunión internacional de nuestra marca ya se ha analizado el tema y lo que hasta ahora era impensable, hablar de algo que no sea Android, es ahora tema clave en cualquier reunión» nos relata otro directivo en relación al tema que nos ocupa. La misma persona nos dice «Creo que Google no se hace a la idea de cómo puede provocar a sus más importantes clientes».

La oportunidad de la nube

Como todos sabemos las alternativas pasan por Firefox, Windows o Tizen, sistemas todavía sin la masa crítica necesaria como para enamorar a un fabricante, pero que tienen la suerte de nacer en una época «nubelizada» donde el usuario necesita cada día más apps o prestaciones que están en la nube y las que puede acceder desde cualquier dispositivo vía Internet. Esto abre un camino que se puede explorar y que con el apoyo de los operadores, también encandilados con la opción de desplazar a Google, puede tomar forma y complicarle las cosas a Android.

Veremos donde termina todo pero lo que es una realidad es que el Motorola Moto G no solo se ha hecho famoso por el precio, sino por causar malestar en las entrañas de los fabricantes, esos y solo esos que han hecho de Android algo grande. Lo dicho, esto no ha hecho más que empezar…