Apple quiere convertir el iPhone en el mando a distancia inteligente del coche

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Apple patenta una tecnología que mediante los datos de geolocalización del iPhone, como los que aporta el M7 del iPhone 5s, y accesorios tipo iBeacons integrados en el coche, se puede automatizar algunas de las funciones del vehículo al acercarse al mismo.

La última patente de Apple sigue mostrando el interés de los de Cupertino por todo lo que tiene que ver con la geolocalización y el uso del iPhone como una extensión tanto para controlar diferentes elementos como para recibir información con la tecnología iBeacons que ayer comentábamos.

En la patente registrada en Europa, Apple describe lo que parece también otro tipo de uso de esta tecnología por cercanía, unida a los datos que ofrecen nuevos elementos como el coprocesador de movimiento M7 presente en el iPhone 5s. A lo largo de la documentación se explica cómo, mediante un dispositivo integrado en el vehículo o mediante un periférico conectado al mismo, éste podría detectar la cercanía del usuario al coche y disparar diferentes acciones como podría ser la de la apertura de puertas, arrancar el motor e incluso, según el día o la hora, climatizar el interior del vehículo de forma adecuada.

apple patente geofencing

También, según se desprende del texto de la empresa de Cupertino, esta tecnología que se plantea sería tan precisa que podría detectar por qué lado nos acercamos al coche. De este modo, podría abrir de forma particular una puerta dejando las otras cerradas. Es decir, por ejemplo, si nos acercamos al coche por detrás se abriría sólo el maletero. Pero también, el sistema puede prever con mucha antelación e, incluso, como el sistema de ahorro de batería, reconocer patrones para activar unas u otras funciones, que podrían estar predefinidas y marcadas por el usuario como permitidas o no, por ejemplo, arrancar el coche. Por dar un ejemplo, se cita que en invierno y 5 minutos antes de que lleguemos al coche podría activar la calefacción.

La tecnología, que a priori parece bastante interesante y práctica, no deja de levantar dudas sobre si ofrece más comodidades o peligros para el usuario y su integridad, ya que al robarle el teléfono se podría también robar el coche, y dadas las funciones, suponemos que los primeros en tenerlo serán modelos de gama alta. No hay duda que se plantearán medidas de seguridad como la posibilidad de bloquear todo el sistema remotamente, como se hace ya con Find My Phone. Sin embargo, como muchas otras patentes de Apple y de otras compañías, habrá que ver si al final esto si llega en forma de producto o servicio al mercado.

Fuente: FPO