Samsung trabaja en nuevas formas de usar el smartphone con una mano

Samsung

Los fabricantes de dispositivos móviles siempre están trabajando en nuevas formas de mejorar, con nuevas funciones y características que hagan que la experiencia de uso con sus dispositivos sea mejor y diferente al resto de la competencia. Una de las cosas que más se ha puesto de moda últimamente es lanzar smartphones con pantallas realmente grandes, los cuales muchos se consideran phablets, dispositivos a caballo entre los smartphones y los tablets.

Sin duda, se trata de una característica realmente buena, y es que nos permite navegar por Internet, ver vídeos, jugar, etc. en una pantalla increíble. Pero no todo son ventajas, y es que uno de los principales inconvenientes que nos podemos encontrar cuando estamos ante pantallas tan grandes es la manejabilidad. Por ejemplo, las personas que tienen las manos pequeñas encuentran dificultades a la hora de manejar el dispositivo con una sola mano, algo que ocurre, por poner un ejemplo, con el Samsung Galaxy Note 3.

Para “solucionar” este pequeño problema, la compañía surcoreana introdujo en la última generación de su phablet la posibilidad de reducir la interfaz de usuario para esas ocasiones en las que preferimos usarlo con una sola mano. Sin embargo, no contentos con esto, en Samsung parece que siguen trabajando para ir un paso más allá en este aspecto, tal y como podemos ver en una de las últimas patentes de la compañía, de la cual nos hablan los chicos de Übergizmo.

patente Samsung.

La patente muestra un nuevo sistema que calcula la zona de confort de cada usuario

En esta nueva patente podemos apreciar una nueva idea que permitiría a los usuarios interactuar con su dispositivo con una sola mano de manera mucho más fácil y por lo tanto, eficaz. Esta patente muestra un nuevo sistema que permitiría a los usuarios de smartphones definir la zona de la pantalla por la que se mueven con mayor comodidad a la hora de manejarlo con una mano. Esta zona, sería básicamente la que podemos abarcar con nuestro pulgar estirado, tal y como vemos en la imagen de la patente que acompaña esta noticia.

Así pues, una vez definida esta zona de confort, las aplicaciones se reducirían para encajarse a esa zona de manera que el usuario podría utilizarlas sin problema. Además, cabe destacar que esta patente no se quedaría únicamente limitada al modo vertical del smartphone sino que también valdría para otras orientaciones, así como varios ángulos.

Sin duda, se trata de una idea muy interesante que permitiría adaptar el tamaño de la interfaz reducida a cada usuario, ya que si bien es cierto que la función que actualmente existe en el Galaxy Note 3 es buena, no permite redimensionar la interfaz reducida a gusto de cada usuario.

Por último, sólo nos queda decir que aún no se sabe si Samsung seguirá con este nuevo sistema adelante para incorporarlo en futuros dispositivos o si quedará en una patente.

Escrito por Patricia Alvarado