El Oppo N1 a la venta el 10 de diciembre con un precio de 449 euros

Escrito por Raúl Masa
Móviles

Con pasos cada vez más decididos y determinantes, los fabricantes chinos se están lanzando al comercio mundial de una manera muy valiente. Así, hemos podido saber que el Oppo N1 llegará a todo el mundo el próximo 10 de diciembre con un precio de 449 euros con la esperanza de convencer a todos los usuarios para que poco a poco vaya ganando confianza.

El último gran terminal insignia del fabricante chino Oppo saldrá a la venta de forma internacional muy pronto. Concretamente a partir del próximo 10 de diciembre ya estará a la venta. En EEUU tendrá un precio de 599 dólares, mientras que en Europa su coste será de 449 euros. Con algunas novedades de hardware muy interesantes, su pantalla de 5,9 pulgadas le ofrece una gran espectacularidad en cuanto al tamaño que es imposible negar.

Oppo N1

Por lo que respecta a la fuerza del Oppo N1, mencionar que cuenta con un procesador de 1,7 GHz Snapdragon 600, 2 GB de memoria RAM y 16 o 32 GB de almacenamiento, junto con una interesante cámara 13 MP. Sobre el objetivo de la cámara hay que añadir que se puede girar y volver en la otra dirección hacia donde señale el dispositivo. Además, de este Oppo N1 hay que destacar también que cuenta con un panel táctil en la parte posterior para llevar a cabo la navegación a través de la interfaz durante el uso del dispositivo con una mano.

Las sorpresas del Oppo N1

Al margen de su hardware, el Oppo N1 tiene la interesante característica de poder ejecutar CyanogenMod en vez de AOSP o cualquier otra capa de software. Una de las cuestiones que de momento faltan por confirmar es la lista oficial de países donde saldrá a la venta este dispositivo.

Sobre su posible éxito en la compañía china son cautos. Saben que la competencia en estos momentos está muy dura, y que cualquier mal movimiento puede volver a dejarles fuera de las miras de los usuarios. De momento su penetración, pese a que se trata de un buen terminal, puede ser lenta, porque pese al camino recorrido ya por muchos fabricantes chinos, la realidad es que todavía hay trabajo por hacer, sobre todo en cuanto a imagen.

El volumen de ventas final será un aliciente para Oppo sobre cómo ha funcionado este terminal en el mercado y cuáles serán las modificaciones que tenga que hacer de cara al futuro. Así pues, a partir del 10 de diciembre todo empezará a verse más claro.