HTC busca socios al margen de Qualcomm para su gama media

Escrito por Raúl Masa
HTC

La competitividad se puede generar por dos vías. Por un lado mediante productos que asombren a los usuarios y que supongan un antes y un después en la tecnología móvil, cosa que es muy difícil, y por otro lado, mediante la rebaja de precios, aunque para eso hay que tener en cuenta que lo primero es reducir costes. Así lo sabe HTC que ya anda en busca de nuevos socios para muchas de sus piezas.

De este modo, y teniendo en cuenta que el mismísimo Nexus 5 de Google es un competidor en precios, muchos fabricantes, y en este caso concreto que tratamos, HTC, están trabajando con la posibilidad de directa de rebajar costes de cualquier forma para poder vender más con la rebaja final en el precio de sus dispositivos. Así, para sus gamas de entrada y media HTC está meditando dejar de lado a Qualcomm y buscar otros socios para el desarrollo de sus procesadores.

Entre los nuevos modelos de HTC que han visto la luz, solo el Desire 300 de 4,3 pulgadas lleva un procesador de 1 GHz de doble núcleo Qualcomm MSM8225. Los demás, el Desire 501, también un modelo de 4,3 pulgadas, es alimentado por un procesador de 1.15GHz de doble núcleo ST-Ericsson U8520, mientras que el dual-SIM Desire 601 lleva un procesador de 1,2 GHz de cuatro núcleos Broadcom Java, y el Desire 700 lleva un Spreadtrum Shark, procesador de 1,2 GHz de cuatro núcleos.

HTC Logo.

Qué más piensa HTC

La firma taiwanesa está considerando una estrategia similar para su gama alta o productos insignia que aunque tienen un precio bajo, pero sus prestaciones son de la máxima calidad. Todo eso lo ha afirmado Jack Tong, director de China y Asia del Norte de HTC. Por lo tanto, lo que sí parece claro es que sea como sea va a haber un cambio en la estrategia comercial de la compañía que al parecer será bastante importante.

Este cambio de tendencia de HTC lo justifica no en su propia voluntad, sino en que las demás marcas están haciendo lo mismo y ellos tienen que adaptarse a esa rebaja de costes como sea. Todo esto, en el escenario económico adverso en el que se está moviendo cuando algunas de sus balances financieros ya han sido negativos. Por lo que debe dar un empujón a la venta de terminal es algún modo y de forma directa y decidida.

Además, muchos analistas no ven a HTC con capacidad suficiente para adentrarse en los mercados emergentes y ganar una cuota lo bastante suficiente como para tomarse un respiro, por lo que tendrá que seguir batallando como su fuera una compañía que acaba de llegar.