El Oppo N1 pretende acaparar los focos del mercado

Escrito por Raúl Masa
Móviles

Un día, más, y ya se pierde la cuenta, un terminal chino vuelve a tener toda la atención necesaria de los medios. Bien porque hacen presentaciones, ofrecen datos de ventas, o porque buscan más protagonismo, los terminales chinos cada día están más presentes y saben que poco a poco están conquistando el mercado. Es el caso del Oppo N1 que de nuevo traemos con la intención de hacer olvidar a uno de sus antecesores.

Puede que no todo el mundo esté al corriente de cómo se están moviendo los fabricantes chinos, es más, hay quien piensa que todavía es una burbuja que no se sabe muy bien por dónde titará, pero sea lo que sea, está claro que de momento hay que hablar de ellos porque están haciendo bien su trabajo. En este caso, el Oppo N1 sabe que tendrá que cumplir y sobrepasar las expectativas creadas por el Oppo Find 5, terminal que ha conseguido situar a la compañía como un referente mundial, al menos dentro de su segmento.

El Find 5 fue diseñado para impresionar, y su pantalla era el pleno reflejo de eso. De ahí que la tarea del Oppo N1 sea complicada, aunque tiene ya las puertas abiertas y eso es más sencillo, por lo que ahora tendrá la tarea de continuar con esas expectativas y llevar a la firma china un paso más allá.

Oppo N1

El recorrido del Oppo N1

Antes de la liberación, en Oppo se esforzaron al máximo para promover el próximo smartphone con teasers regulares de YouTube, además de conseguir esa relación que tienen con CyanogenMod y Steve Kondik. Esa colaboración ha dado sus frutos en una edición limitada del Oppo N1 con una ROM CyanogenMod, aunque la compañía espera seguir creciendo en otros niveles.

En cuanto a las características, una de las cosas principales de este terminal es, sin duda, la pantalla y la cámara, ya que Oppo ha hecho bien en completar los detalles -no hay una batería enorme, amplía a 2 GB de RAM y un conjunto conectividad sólida-. Por su parte, la cámara tiene un capturador más obvio y la lente está colocada en un módulo de rotación 206a, con el auricular y el sensor de proximidad en un lado y la cámara de 13MP con flash de doble LED en el otro.

Con todo esto, parece que el Oppo N1 está llamado a ser un digno heredero de su antecesor, y poder empezar a situar a la firma china en el lugar que tiene pretensión de ocupar. No será sencillo, y el trabajo está siendo duro, pero si sigue en esta línea, todo es posible.