Samsung Galaxy Note 3 y HTC One, vetados de un test de rendimiento por falsear resultados

Samsung

Hace unas semanas surgió la polémica. Algunos fabricantes como Samsung, HTC o LG eran acusados de incluir perfiles específicos para el procesador con los que aumentaba la potencia del equipo cuando se detectaba la ejecución de un test de rendimiento. Ahora FutureMark, una de esas plataformas de prueba –3DMark-, ha suprimido del ranking terminales como el Samsung Galaxy Note 3 y HTC One por supuestamente manipular la puntuación en este tipo de test.

Poco a poco pruebas como AnTuTu, Linpack o la misma 3DMark se han convertido en uno de los modos estándar de “medir” el rendimiento de los actuales smartphones y tabletas. Bajo las mismas condiciones, el software permite ejecutar una serie de herramientas que logran extraer y comparar la puntuación lograda. Sin embargo, ¿qué sucede cuando algunos de los equipos a analizar juegan con ventaja? El resultado son gráficas y estadísticas erróneas que impiden comparar los resultados con otros modelos que no han “hecho trampas”.

El filtro de 3DMark

Ante el desconcierto que creó la noticia que tuvimos ocasión de publicar hace unas semanas, algunas plataformas que miden el rendimiento de estos smartphones decidieron aplicar sus propios requisitos. El objetivo es filtrar terminales que puedan distorsionar los resultados con puntuaciones infladas. Este efecto se conseguiría aplicando un perfil optimizado para que el procesador  y GPU ofrezcan un rendimiento por encima de lo normal.Samsung Galaxy Note 3 en test 3DMark

A la nevera hasta que los fabricantes reaccionen

FutureMark ha llevado a cabo este filtro y el resultado ha sido la descalificación de modelos como los Samsung Galaxy Note 3, Samsung Galaxy Note 10.1 2014, HTC One y HTC One Mini. Podemos comprobar esta acción dirigiéndonos a las últimas posiciones del listado de puntuaciones de 3DMark. Allí aparecen los citados modelos con la casilla de las puntuaciones sombreada y etiquetados como ” Retirado de la lista”. Por su parte, el presidente de FutureMark es tajante al indicar que los fabricantes deben diseñar equipos que sean capaces de ejecutar 3DMark como si de cualquier aplicación se tratase, sin optimizaciones específicas que puedan distorsionar las marcas acumuladas por el resto de modelos.

Fuente: The Register

Escrito por Víctor Rodríguez