Nuevos detalles del misterioso Samsung Galaxy con pantalla de 5.25 pulgadas

Escrito por Víctor Rodríguez
Samsung

Hace unas semanas nos llegaba desde China noticias acerca de un dispositivo Samsung Galaxy con pantalla de 5.25 pulgadas. Por entonces tan solo se descubrieron un puñado de detalles y una imagen del modelo. Ahora, la certificación de la conectividad Bluetooth del equipo nos permite otros puntos de interés del terminal así como su llegada al mercado europeo.

¿Tiene sentido un nuevo Samsung Galaxy con pantalla ligeramente superior al Samsung Galaxy S4? La firma parece creer que sí puesto que se encuentra en pleno proceso de certificación de una de sus últimas creaciones que ya tuvimos ocasión de avistar en tierras chinas. Se trata del Samsung SM-G7105, un modelo que podría tratarse en realidad de la segunda generación del Samsung Galaxy Grand.Samsung Galaxy SM-G7105

Tuvimos constancia del modelo el pasado hace unos días cuando pasaba por la FCC china. Ahora, este misterioso Samsung Galaxy pone al descubierto más detalles que nos permiten asociarlo con una segunda generación del Samsung Galaxy Grand. Y es que su paso por la Bluetooth SIG nos desvela que el modelo contará con un display de 5.25 pulgadas, la cual ofrecerá a su vez una resolución de 1.280 x 720 píxeles. Además, este Samsung SM-G7105 incluiría un procesador Quad Core con una frecuencia de funcionamiento de 1.2 GHz y 1.5 GB de memoria RAM. También ofrecería una cámara con sensor de 19 megapíxeles y otra delantera de ocho. En cuanto a la conectividad, el rasgo más destacado es su compatibilidad con las redes 4G. Cierra la lista de detalles filtrados la versión del sistema operativo. Según aparece en el portal japonés ameblo, el equipo ejecutará Android 4.3 Jelly Bean.

Según las fuentes consultadas, el modelo estará disponible próximamente en Europa, aunque no existe ninguna referencia ni fecha al respecto. En cuanto al precio del equipo, todo apunta a que no superaría los 300 dólares, franja que lo convierte en un modelo accesible e idóneo para quienes quieren disfrutar de un display de generosas proporciones sin hacer un desembolso como el que requiere, por ejemplo, la compra de un Samsung Galaxy S4.