La producción del iPhone 5c se ha reducido a 90.000 unidades diarias

Apple

A las pocas semanas de su lanzamiento comercial los rumores se empezaban a manifestar. El iPhone 5c no ha encajado en el mercado y la demanda se ha visto afectada considerablemente. La compañía se ha visto obligada a rebajar los objetivos iniciales, por lo que ha sido necesario reducir la producción del terminal. Según los datos aparecidos en China las cifras hablan de una reducción en torno al 75%.

La estrategia comercial de Apple no ha funcionado esta vez, al menos a corto plazo. Los últimos acontecimientos apuntan a que las estadísticas de venta del iPhone 5c están muy por debajo de los esperado. Tanto es así que la firma norteamericana se ha visto obligada a rectificar el stock del modelo reduciendo el número de terminales fabricados por día. La medida ha afectado en gran parte a Pegatron, socio asiático de Apple encargado de la fabricación de gran parte de los pedidos del iPhone de plástico.

Un traspié importante

De hecho, durante esta semana la noticia ha sido una de las más destacadas. Sin embargo, por entonces se conocía que la reducción de la producción era una realidad, aunque no había cifras concretas. Ahora, un medio chino –Ctech– está en disposición de detallar hasta qué niveles se ha reducido la producción del iPhone 5c.Caja del iPhone 5c

De 370.000 a 90.000 unidades

Según la publicación de hoy, la regularización del stock del terminal ha supuesto reducir hasta un 75% la producción. En números hablaríamos de un volumen de unas 90.000 unidades ensambladas por día. Y es que Pegatrón, que concentraba en octubre la mayor parte de la producción con 320.000 unidades al día se habría quedado actualmente en 80.000 unidades. También es destacable el caso de Foxconn. Mientras que a principios del mes pasado se contabilizaba una producción de 50.000 iPhone 5c por día, actualmente no se superan las 9.000 unidades.

Esta situación habría sido provocada por varios factores. El primero y más influyente es el elevado precio del equipo para las características que ofrece. Y es que en realidad el smartphone no es más que un iPhone 5 con carcasa de plástico. El segundo factor es la excelente demanda del iPhone 5s. Ésta y la escasa diferencia de precio entre las dos versiones propician que el usuario se decante por el iPhone más potente, con un precio de unos 90 euros superior al del iPhone 5c. ¿Se verá Apple obligada a reducir el precio oficial del equipo para que sea una alternativa a tener en cuenta?

Escrito por Víctor Rodríguez