Moto G podría ser el nombre para una versión mini del Moto X

Motorola

La nueva marca registrada por Motorola, Moto G, podría ser finalmente el nombre elegido para dos nuevos smartphones de la compañía tras su adquisición por parte de Google. Por un lado, el Moto G sería una versión mini del actual Moto X enfocado hacia mercados emergentes, hasta ahora también rumoreado Moto DVX y, por otro lado, podría tratarse también de una versión Google Edition del actual Moto X

Google quiere hacerse un hueco más en el mercado de la mano de Motorola Mobility. Aunque Google ya cuenta con sus propios terminales Nexus, fabricados por otras importantes compañías del sector como Samsung o LG, la estadounidense busca con la compra de Motorola Mobility seguir haciendo dispositivos de calidad a precios más económicos que sus rivales, la misma estrategia que sigue con los Nexus.

Actualmente, Motorola y Google tienen en el mercado el Moto X, un smartphone que todavía no ha llegado a Europa, y quiere seguir con esta estrategia. Esta semana, salía a la luz el registro de la marca Moto G por parte de Motorola lo que ha hecho disparar todas las alarmas sobre la posibilidad de que esté trabajando en un sucesor para el Moto X.

Respecto a este nombre han surgido por el momento dos rumores. Según recoge PhoneArena por un lado, el Moto G podría ser el nombre elegido para lanzar una versión del Moto X Google Edition. Las versiones Google Edition que se han visto hasta el momento son dispositivos de otros fabricantes como el HTC One o el Samsung Galaxy S4 con una versión “pura” de Android, es decir, la misma versión que Google ha incluido en sus dispositivos Nexus y no el modificado que solemos ver en los terminales de distintos fabricantes.

Motorola Moto X frontal.

Por otro lado, el Moto G sería la marca elegida para lanzar una versión mini del actual Moto X cuyo lanzamiento se centraría en los mercados emergentes. Hasta el momento este supuesto nuevo terminal también se ha denominado, según los rumores Moto DVX. Contaría con una pantalla de 4,5 pulgadas LCD, ligeramente inferior a la del actual Moto X, y un procesador Motorola X8. Su precio oscilaría entre los 200 y 250 dólares y también contaría con carcasas intercambiables de colores.

Por el momento habrá que esperar para comprobar si estos rumores finalmente son ciertos, a ver qué dispositivo será finalmente el que lleve el nombre de Moto G y si ese nuevo terminal llegaría a Europa.

Escrito por Raquel Agüero Mayor