Xiaomi: de las 100.000 ventas a la explosión de sus terminales

Xiaomi: de las 100.000 ventas a la explosión de sus terminales

Raúl Masa

Los fallos en los dispositivos móviles están a la orden del día. Bien sea de hardware o software, a cualquiera le puede pasar que su terminal deje de funcionar, o que tenga una avería. Pero de eso a que se incendie y explote, hiriendo además al usuario, hay un margen, y eso es lo que le ha pasado a Xiaomi.

Tras una semana en la que ha estado mirada por todos, puesto que Xiaomi ha estado haciendo record de ventas al estilo Apple en sus mejores tiempos, le ha explotado en la cara, y nunca mejor dicho, un incidente con un usuario que ha hecho toda la publicidad posible del acto sucedido.

Xiaomi incendio

Se trata del Xiaomi Mi2S, también conocido como Xiaomi Phone 2S, que le ha dejado quemaduras en la mano al propietario de este terminal, tras incendiarse el móvil. Además, los auriculares del dispositivo quedaron totalmente destrozados, siendo lo que se llevaron la peor parte en ese incendio del terminal.

“On fire” con las 100.000 ventas

En terminos deportivos se utiliza la expresión “on fire” para referirse a alguien que “está caliente”, es decir, que le está saliendo todo bien. En este caso, y teniendo en cuenta las últimas que han salido a la luz sobre Xiaomi, está claro que se puede hacer un gracioso juego de palabras.

Xiaomi está “on fire” porque de forma consecutiva ha sido capaz de vender más de 100.000 unidades de dos terminales diferentes. Por un lado es Xiaomi Mi3, cuyas potentes características y, sobre todo, su suculento precio de mercado colocaban el modelo como uno de los más atractivos. La demanda del equipo no defraudó puesto que en menos de minuto y medio se agotó la primera partida de terminales puestos a la venta, unas 100.000 unidades.

El segundo es el Xiaomi HongMi, que es uno de los smartphones más baratos de cuatro núcleos disponibles en China, y que también en poco más de 2 minutos fue adquirido por más de 100.000 personas.

Xiaomi explosion

Estos dos hechos contrastas con la noticia sobre el incendio de uno de sus terminales. Acciones que, aunque son esporádicas, dañan la imagen de la compañía, puesto que si ha sucedido una vez, nadie descarta que le pueda volver a suceder a cualquier usuario.