El Samsung Galaxy S4 Gold Edition fue presentado antes que el iPhone 5S dorado

La presentación del iPhone 5S dorado tuvo a los pocos días la respuesta de Samsung. El fabricante surcoreano ponía en conocimiento de la prensa la existencia del Samsung Galaxy S4 Gold Edition. Habida cuenta del éxito abrumador del iPhone 5S dorado el mismo día de su lanzamiento comercial, este anuncio fue considerado por muchos como una «clonación» de la estrategia de Apple. Sin embargo, parece que Samsung tiene sólidos argumentos para defenderse.

Los últimos acontecimientos, al menos los de mayor trascendencia,  han favorecido la confusión. Nos referimos a la presentación del iPhone 5S, y más concretamente a la versión dorada. Y es que el pasado 10 de septiembre Apple mostraba al mundo, junto al iPhone 5C, un iPhone con carcasa de color oro. Pocos días después Samsung hacía lo propio, aunque con una versión del Samsung Galaxy S4 con parte de su carcasa de color oro y al que denominaba Samsung Galaxy S4 Gold Edition.Samsung Galaxy S4 color oro

Lo que parece y no es

Ordenados cronológicamente de este modo, los sucesos hablarían por sí mismos. Samsung, ante el gran éxito cosechado por el iPhone 5S dorado, habría decidido llevar a cabo la misma estrategia que Apple. De forma simplificada, Samsung copiaría la idea de Apple. Sin embargo, estas acusaciones han hecho reaccionar a la multinacional asiática, que saca pecho en un artículo publicado en Samsung Tomorrow y en la propia cuenta de Facebook de la división de Samsung Mobile Arabia.

Una presentación con precedentes: modelos dorados desde 2004

Bajo todo pronóstico, resulta que dicha división de la compañía ha demostrado que presentó oficialmente el Samsung Galaxy S4 Gold Edition el pasado 27 de agosto, versión exclusiva que fue lanzada comercialmente en Arabia Saudí el pasado 8 de septiembre. Casualmente, Apple presentaba el iPhone 5S dorado dos días después. La baja repercusión inicial del anuncio de Samsung y la fuerte influencia del evento de Apple el pasado 10 de septiembre potenció la confusión. Sin embargo, parece demostrado que los surcoreanos no habrían copiado el color del nuevo iPhone, sino todo lo contrario. Asimismo, el fabricante añadía más leña al fuego al afirmar que ésta no era la primera vez que comercializaba un teléfono de color oro, mencionando modelos el Samsung SCH-E470 versión Athens Olympic Phone (2004) o el Samsung U600 Ultra Series, en 2007. Más recientemente también se hacía público el Samsung Galaxy Golden.