Se confirma que el Samsung Galaxy Note 3 tiene pantalla con matriz PenTile

Samsung

La presentación oficial del Samsung Galaxy Note 3 ya queda muy atrás, pero aún no hemos descubierto todos los detalles y tecnología que atesora el phablet. El último aspecto técnico que conocemos es que la pantalla será del tipo PenTile. Aunque imperceptible para una gran mayoría de nosotros, esta matriz determina algunas de las ventajas y desventajas del display OLED de Samsung.

Las pantallas AMOLED u orgánicas de Samsung se empezaron a implantar en el Samsung Wave, aunque no se harían populares hasta que llegasen al primer gran modelo de Samsung con Android, el Galaxy S. Desde entonces, este tipo de display se ha caracterizado por la profundidad del color negro, el bajo consumo energético y los colores vivos que desprende el panel OLED. Sin embargo, hubo un momento en el que la disposición de los subpíxeles, factor que determina en cierto modo el tipo de matriz, creó cierta polémica y debate sobre si era mejor la apuesta de las pantallas LCD.Pantalla del Samsung Galaxy Note 3

Una densidad relativamente alta que “hace imperceptible” la matriz

De ahí que la determinación del tipo de panel incluido en el Samsung Galaxy Note 3 tenga cierta importancia. Aun así  es destacable, tal y como leemos en Android Ayuda, remarcar que con una resolución tan alta, FullHD, el ojo humano es incapaz de diferenciar a este nivel la estructura del píxel. Y es que las 5.7 pulgadas del Samsung Galaxy Note 3 arrojan una densidad de 388 puntos por pulgada, o lo que es lo mismo, un total de 4.127.200 subpíxeles. En el caso de que hubiese dispuesto de una matriz RGB como sucedió en el Galaxy Note 2, el display habría incluido 6.220.800 subpíxeles.

PenTile y no RGB

En un principio se dijo que se trataba de un panel con matriz del tipo PenTile, aunque el dato no pudo ser confirmado. Ahora, SamMobile nos informa de que efectivamente el fabricante ha confirmado indirectamente que el phablet dispone del mismo panel táctil que el Samsung Galaxy S4. Eso significa la vuelta al panel PenTile donde cada píxel dispone de dos subpíxeles combinados a razón de dos pares de subpíxeles RGBG, o lo que es lo mismo, rojo-verde y azul-verde, lo que la firma denomina en forma de diamante o Diamont Pixels.

Es de este modo como la pantalla del Samsung Galaxy Note 3 es capaz de ofrecer unos niveles de consumo energético reducidos, puesto que mientras las matrices RGB habituales en los display LCD disponen de tres subpíxeles, las pantallas OLED disponen de dos. Asimismo se ha podido saber que otra de las ventajas de la pantalla Super AMOLED es la mayor durabilidad ya que al disponer un menor porcentaje de subpíxeles de color azul, color que más se degrada, ésta suele aguantar por más tiempo el nivel de brillo y calidad de imagen.

 

Escrito por Víctor Rodríguez