La resistencia del iPhone 5S dorado, a prueba en un vídeo

Escrito por Víctor Rodríguez
Apple

Si hace unos días aparecía en la Red el primer vídeo en el que se mostraba la resistencia de la carcasa del iPhone 5C, ahora es el turno del iPhone 5S en colores dorado y negro. La grabación se centra en una prueba en la que se pone a prueba la dureza de los componentes que utilizará Apple en su fabricación. El resultado lo podéis comprobar vosotros mismos en el siguiente vídeo.

Hasta que Apple no demuestre lo contrario en la presentación del modelo, las filtraciones apuntan a que el nuevo iPhone 5S mantendrá la carcasa de aluminio que ya estrenase la actual versión, el iPhone 5. Dado que a estas alturas ya circulan por la Red carcasas del smartphone, no ha tardado en aparecer el primer vídeo en el que se muestra cuál será la resistencia de ésta a agentes externos.

Metal contra metal

En esta ocasión la prueba no consistirá en dejar caer el cuerpo del iPhone al suelo. Los creadores del vídeo han querido llevar al límite una simulación del contacto del iPhone 5S con objetos metálicos. El primero es el idóneo para la prueba ya que habitualmente se encuentra en nuestros bolsillos, al igual que el móvil. El segundo objeto, un cuchillo, es poco habitual y vendría a determinar un caso extremo.Carcasa del iPhone 5S

Mismas pruebas, distintos resultados

La primera parte del vídeo se centra en demostrar qué sucede al golpear y frotar fuertemente la moneda y la punta del cuchillo contra la carcasa. El proceso se lleva a cabo tanto en la versión de color dorado como la de negro. Los resultados dejan en evidencia que el lacado en negro del iPhone 5S seguirá pecando del mismo problema que afectó al iPhone 5 negro. Cada golpe deja al descubierto la superficie metálica, el aluminio, que en contraste con la capa oscura hace que se haga más evidente el desperfecto. En cuanto a la versión dorada, este efecto disminuye en gran medida, por lo que parece que disimulará mucho más este tipo de “erosiones”.

En cuanto a la segunda fase del vídeo, se ha frotado la carcasa con la moneda y el cuchillo. Dependiendo de la presión ejercida, tenemos dos resultados. En los casos menos “agresivos” tan solo queda una marca de arañazo que al limpiarla prácticamente desaparece. Sin embargo, cuando la presión ejercida aumenta los daños son más visibles en la carcasa dorada. Podéis valorar vosotros mismos el resultado de la prueba a continuación.