Los beneficios de Sony suben gracias a la venta de móviles

Sony

La compañía japonesa Sony ha presentado hace unas horas los resultados correspondientes al Q1 2013, o lo que es lo mismo, al primer trimestre fiscal de este año, y la verdad es que han resultado ser bastante mejores que lo que se esperaba. Los analistas esperaban que la compañía nipona obtuviera buenos datos pero quizás no tan buenos como finalmente han sido. Sony ha registrado un beneficio neto de 27 millones de euros, lo que supone un 5,3 por ciento más de lo estimado por los analistas.

Esta cifra, sin duda es de lo más sorprendente teniendo en cuenta que durante el mismo período del año pasado Sony registró unas pérdidas de 188 millones de euros. ¿El principal motivo de esta recuperación? Los dispositivos móviles, concretamente la gama de los Xperia, los cuales han tenido una gran acogida entre los usuarios.

Sony ha dado a conocer unos beneficios operativos de 279 millones de euros en los resultados fiscales del Q1 2013, lo que se traduce en una cifra seis veces superior a la registrada en el Q1 2012, que fue de 48 millones de euros. Cabe destacar que los ingresos interanuales por ventas han aumentado un 13 por ciento, situándose así en 13.040 millones de euros, una cifra para nada despreciable.

Como ya hemos dicho anteriormente, la venta de dispositivos móviles (tanto de smartphones como de tablets) ha sido la principal causa de este aumento de los beneficios con respecto al año pasado. Pero no sólo eso, ya que la continua depreciación del Yen, también ha resultado ser un factor clave.

Sony Xperia Z.

Sony quiere recuperar su posición en el mercado

La compañía japonesa quiere aprovechar el tirón que ha tenido su gama Xperia e intentar así ponerse a la altura de otras grandes compañías como Samsung y Apple. Para ello, necesita escalar varios puestos en la lista, ya que en la actualidad Sony no es uno de los cinco primeros mayores vendedores de smartphones en todo el mundo.

A pesar de que le queda todavía camino por recorrer, lo cierto es que lo que lleva andado tiene muy buena pinta, y es que el área de smartphones y ordenadores portátiles ha registrado un gran aumento de ventas, creciendo un 36,2 por ciento, lo que le ha permitido rozar casi los 3.000 millones de euros.

Después de estar cuatro años consecutivos registrando pérdidas parece que Sony ha encontrado nuevamente su cauce y la restructuración que hicieron en el 2012 está comenzando a dar buenos resultados. Aún así, no todas las divisiones de la compañía terminan de levantar cabeza, pero se espera que poco a poco mejoren sus beneficios.

Vía Expansión

Escrito por Patricia Alvarado