Samsung trata de desmentir tener un modo para Benchmarks

Samsung trata de desmentir tener un modo para Benchmarks

Carlos González Villamil

La polémica está servida con el tema del Samsung Galaxy S4 y los Benchmarks. Si aún no lo sabías, el Samsung Galaxy S4 está preparado para potenciar su GPU cuando se abren ciertos Benchmarks y así alcanzar una puntuación mayor. Ahora Samsung trata de dar una explicación.

El Samsung Galaxy S4 podría estar obteniendo resultados «injustos» en las pruebas de Benchmark dado que, al activarse algunas de ellas, es decir, al ejecutar algunas de estas aplicaciones que prueban el rendimiento del dispositivo, la GPU del Samsung Galaxy S4 empieza a trabajar por encima de lo normal, a 533 MHz en vez de 480 MHz.

De este modo, el buque insignia de Samsung alcanzaría puntuaciones que realmente no corresponden con sus especificaciones ni con el rendimiento que el dispositivo puede alcanzar en una «situación normal» con cualquier otra aplicación que requiera la potencia máxima de la GPU, que son 480 MHz. Esto sería igual de injusto que si existiese un modo overclock para el procesador, puesto que podría alcanzar una potencia mayor, la cual el usuario del dispositivo no disfrutaría nunca de ella y solamente serviría para que Samsung pueda colgarse una medalla con el resultado de sus Benchmarks.

Lo mismo ocurre con la GPU del Samsung Galaxy S4, Samsung se ha aprovechado de que la duración de las pruebas Benchmark es lo suficientemente corta en cuanto a tiempo que no supone un riesgo hacer OC (overclock) de su GPU durante el tiempo que dura esta prueba. De esta manera, se la obliga a trabajar a una velocidad mayor, conseguir mejores resultados y no salir perjudicados. Pero se les ha pillado.

gpu

Como respuesta a esta «pillada in fraganti», Samsung responde que la frecuencia máxima de la GPU del Samsung Galaxy S4 es de 533 MHz pero, en el caso de algunas aplicaciones, al ser usadas en modo pantalla completa pueden causar una «sobrecarga» y, por este motivo, la GPU del Samsung Galaxy S4 está limitada a 480MHz. No obstante, las aplicaciones que lo requieren como la galería, cámara, reproductor de vídeo, algunos benchmarks y alguna aplicación más, hacen funcionar a la GPU a 533 MHz.

Es decir, que Samsung ha tratado de darle la vuelta a la tortilla y justificarse con que lo «raro» es que a veces tenga que funcionar a 480 MHz. No es exactamente así y podemos interpretarlo de diferentes maneras, pero algo parecido es lo que Samsung dice para tratar de justificar la trampa que ha hecho con sus Samsung Galaxy S4.

10 Comentarios