Jazztel lleva los 0 céntimos minuto a su modalidad de prepago

Operadores

Lo bueno de que haya competencia es que el cliente, el usuario, es al final el que sale beneficiado. Y con la entrada en vigor el pasado 1 de julio de las nuevas tarifas de interconexión entre operadores, que alcanzaban una reducción de casi el 80% sobre las vigentes hasta el 30 de junio, llega el momento de notarlo en nuestros bolsillos vía reducción de precios.

Y Jazztel parece ser la primera que ha decidido romper las hostilidades, lanzando una de las tarifas más ambiciosas del mercado de los operadores virtuales: 0 (cero) céntimos minuto para los 10 primeros minutos de cada llamada, de la que sólo pagaremos lo estipulado por el establecimiento de llamada, que son 0,15 euros.

Lo más importante de este movimiento es que esta tarifa se aplicará sólo para las altas nuevas y se podrán beneficiar los números de prepago, por lo que se aleja de las ofertas disponibles de otros operadores que, o bien limitaban la cantidad máxima de minutos a 0 céntimos, o bien enmarcaban su oferta a las llamadas realizadas a números del mismo operador. En esta promoción, Jazztel no pone letra pequeña salvo en lo que ya os hemos indicado de los 10 minutos máximo: a partir de esa cifra nos cobrarán a razón de 5 céntimos por minuto.

Jazzcar de Jazztel, ahora a 0 céntimos minuto, sin límite.

Jazzcar de Jazztel, ahora a 0 céntimos minuto, sin límite.

Otra de las ventajas de esta nueva tarifa es que las llamadas a números Jazztel son absolutamente gratis y no tarifican ni siquiera los 0,15 euros por establecimiento de llamada. Eso sí, aquí hay un límite: máximo 60 minutos por llamada con un tope mensual de 3.000 (que son unos cuantos, la verdad).

De todos modos pensaréis que la limitación a 10 minutos por llamada es una faena, pero lo cierto es que no hay por qué hacer llamadas de 15 ó 20 minutos si no queremos. Si necesitamos hablar más de ese tiempo, colgamos y volvemos a llamar, que seguro que nos saldrá más barato que seguir hablando a 5 céntimos a partir del minuto 11. ¿No os parece?

Escrito por Iván Martín