Sony Xperia Z Ultra contra Xperia Z en vídeo: el chip Snapdragon 800, imbatible

Sony

Desde que el Sony Xperia Z Ultra y el Samsung Galaxy S4 LTE-A fuesen presentados han sido numerosos los test de rendimiento que concluyen que la potencia del procesador Qualcomm Snapdragon 800 no tiene rival. En el siguiente vídeo podemos ver cómo repercute ese rendimiento en el funcionamiento del sistema, efecto que se magnifica en comparación con la experiencia de uso del Sony Xperia Z.

Independientemente a la impactante imagen que nos ofrece el vídeo en relación a la diferencia de tamaño de sus pantallas (cinco pulgadas frente a 6.44 pulgadas), la grabación nos sirve para comprobar en qué medida influye la potencia del procesador en la experiencia de usuario. Este resultado corrobora los registros obtenidos por el modelo en test de rendimiento como AnTuTu y traslada a un caso práctico qué beneficios ofrece un equipo de última generación.

Cifras trasladadas a la práctica

Desde que apareciese en escena el procesador Qualcomm Snapdragon 800, equipado por modelos como el Sony Xperia Z Ultra, se han proporcionado multitud de cifras, cifras que por sí solas no indican más que un valor un tanto relativo. Sin embargo, la prueba en vídeo que os mostramos a continuación es un fiel reflejo del avance de la tecnología.Fluidez en la ejecución de aplicaciones en el Sony Xperia Z Ultra

Y es que en dicho vídeo podemos ver una sencilla prueba que consiste en iniciar la misma aplicación en un Sony Xperia Z Ultra y un Sony Xperia Z. De hecho, es algo que todos hacemos a diario por lo que podemos considerarlo el mejor ejemplo práctico. ¿cuál de los dos es el más rápido en esta tarea? Podemos ver que, al unísono, ejecutan diversidad de aplicaciones nativas del equipo -Android-. Cámara, navegador, calendario, menú de ajustes…son muchas las apps y herramientas ejecutadas para comprobar cuál de los dos terminales las inicia antes y, en tal caso, intuir la diferencia de tiempo que existe entre la reacción de uno y otro modelo.

Diferencia insalvable

Lógicamente el procesador Qualcomm Snapdragon 800 se impone con claridad al Qualcomm Snapdragon S4 Pro del Sony Xperia Z, en unos casos con más autoridad que en otros. El mayor rendimiento del primer chip no solo la encontraríamos en la diferencia de frecuencias de trabajo (2.2 GHz frente a 1.5 GHz), sino en la propia arquitectura del procesador e incluso la optimización del kernel del sistema. Lo cierto es que todo aquel que esté familiarizado con los smartphones Android de alta gama no puede pasar por alto lo rápido que se muestra en las reacciones este Sony Xperia Z Ultra. El inicio de la mayor parte de funciones se procesa en cuestión de milisegundos, eliminando cualquier sensación de retardo o lag. En definitiva, lo que todo fanático de la tecnología desea.

Escrito por Víctor Rodríguez