Samsung Galaxy NX: prueba en vídeo

Samsung

Una de las atracciones del evento Galaxy&ATIV de Samsung del pasado jueves fue la Samsung Galaxy NX, una cámara digital de alta gama sin espejos que promete unas prestaciones más que destacadas. La conectividad LTE, Android 4.2 y la posibilidad de intercambiar objetivos ofrecerán al usuario un conjunto de prestaciones poco comunes en un mismo dispositivo como éste. A continuación, un adelanto en vídeo de lo que puede esperar el usuario de esta nueva generación de Smart Cameras.

Las cámaras y las redes sociales -los servicios en la nube en general-  están obligadas a entenderse. Es en este punto donde Samsung interfiere con el lanzamiento de un producto como la Samsung Galaxy NX. Y es que las cualidades fotográficas de las cámaras digitales de la serie NX se fusionan con el sinfín de posibilidades que brinda Android y el completo soporte inalámbrico del propio terminal. En el siguiente vídeo os ofrecemos un avance de lo que nos espera con la llegada de esta nueva generación de cámaras inteligentes.Smart Modes en Samsung Galaxy NX

Un nuevo segmento de cámaras digitales en pleno proceso de expansión

Samsung daba el primer paso el año pasado con la presentación de la Galaxy Camera, que sirvió para popularizar un nuevo segmento dentro del mercado de cámaras digitales. El objetivo fue aprovechar la calidad fotográfica de un dispositivo pensado por y para la fotografía y aumentar sus funciones con la plataforma de software de Google. Ahora, la firma se compromete aún más con este ambicioso proyecto al llevar esta idea a una gama de cámaras digitales como las Samsung NX.Funciones de la cámara de Samsung Galaxy NX

Las funciones típicas de una cámara implementadas en la interfaz de Android

En el apartado estético no encontramos diferencias respecto a otras opciones en el mercado. Se trata de una cámara digital sin espejo que se posicionará entre las cámaras compactas y las réflex. Destinada a usuarios avanzados no profesionales, ofrecerá un completo menú de funciones por software que permitirá capturar imágenes a partir de los ya conocidos Smart Modes y que aparecen en una de las secuencias del vídeo. No obstante, la cámara también permite hacer uso del modo manual con el que controlar y ajustar los principales parámetros que influirán en la calidad y “personalidad” de las fotografías creadas. En este caso podremos acceder a este selector desde la propia pantalla, en la parte derecha.

En realidad, en este aspecto no existen demasiados cambios respecto a la Galaxy Camera, salvando el número de parámetros configurables. Podemos ver cómo se puede acceder al apartado de configuración, la selección del flash y la calidad de imagen y vídeo como si de un smartphone Samsung Galaxy se tratase. Además, el acceso a la pantalla principal de Android se realiza mediante la ruleta selectora de “modos”  y desde la que podremos hacer uso de todas las aplicaciones disponibles en Google Play. Por ejemplo, será muy interesante el funcionamiento sincronizado de la cámara, la galería y el servicio de almacenamiento en la nube de Dropbox, bien por conectividad 4G LTE o por WiFi. No obstante, en este apartado las funciones disponibles corren a cargo del usuario.Objetivos para la Samsung Galaxy NX

El objetivo, el accesorio que lo cambia todo

Obviamente otro de los puntos de interés es la capacidad para intercambiar objetivos. Si en la Galaxy Camera contábamos con un grupo óptico de 21 aumentos, en la Galaxy NX nos encontraremos con la posibilidad de acoplar hasta 13 objetivos distintos. El proceso es idéntico al que encontramos en las cámaras réflex: pulsas un botón físico, giras objetivo y lo desacoplas. De este modo el usuario podrá escoger el objetivo que más se adapte a la situación para enfocar y capturar la instantánea deseada de forma óptima.

Sin duda, la Samsung Galaxy NX se convertirá en una opción muy atractiva no solo por su presentación como cámara digital, sino por el abanico de posibilidades que ofrecerá en combinación con Android, ya sea con las aplicaciones y/o los servicios compatibles.

 

Escrito por Víctor Rodríguez