Primeras fotos del Oppo Find 2

Primeras fotos del Oppo Find 2

R. Arranz

El fabricante chino Oppo Electronics Corp se marcó como objetivo la entrada en el mercado europeo con su smartphone Find 5, un terminal con procesador de cuatro núcleos a 1,5 GHz (Snapdragon S4 APQ8064) y GPU Adreno 320, además de una pantalla de 5 pulgadas Full HD (1080p y 441 ppp). Ahora llega a escena otro terminal, el Oppo Find 2 (¿R809T?) que podría convertirse en el smartphone más delgado del mundo.

Oppo, según apuntan en la página GizChina.com, tenía por costumbre lanzar un equipo emblemático de la serie Find cada año. Sin embargo, parece que ahora ha decidido dar un empuje a esta gama y a su división de telefonía móvil, con el lanzamiento del Oppo Find 2, un smartphone más asequible pero con un increíble grosor, 6,13 milímetros.

Oppo Find 2, parte posterior

El terminal que conocemos hasta la fecha es el Oppo Find 5, un equipo tope de gama con pantalla Full HD de 5 pulgadas y con un procesador de cuatro núcleo a 1,5 GHz. Las dimensiones de este equipo, no son especialmente llamativas, dado que si lo comparamos con el Samsung Galaxy S4, el terminal de Oppo es más pesado (165 frente a 130 gramos) y más grueso (8,9 frente a los 7,9 mm del S4). Sin embargo, si las filtraciones que hemos conocido hoy son ciertas, al Find 5 se le unirá otro terminal, el Oppo Find 2 (que antes hemos conocido como Oppo R809T) que, no solo será más barato, sino también el terminal inteligente con sistema operativo Android más delgado del mundo: 6,13 milímetros.

Oppo Find 2, el más delgado del mundo

El tamaño parece que importa

Alguno de sus predecesores, como el Oppo Finder, ya apuntaba maneras con un grosor de 6,65 milímetros, pero es que el Find 2, además, ha conseguido integrar y nivelar la cámara con la superficie posterior del terminal, de forma, que no existe ningún elemento que sobresalga del cuerpo. Además del mencionado diseño, contará con una pantalla de 4,5 pulgadas con resolución 720p y con un procesador de cuatro núcleos, así como con una memoria RAM de 1 GB y 16 GB destinados al almacenamiento interno.

En principio, este terminal está preparado para funcionar con redes WCDMA –luego si llega Europa sufrirá algunas modificaciones internas– y tendrá un precio ligeramente por encima de los 300 euros.