WhatsApp seguirá siendo de pago

software

WhatsApp seguirá siendo de pago, y no solo para los terminales con sistema operativo Android, sino que la medida también afectará a los nuevos clientes con iPhone. Y es que según Jan Koum, presidente ejecutivo de la compañía, no se plantean sustituir el actual sistema de pago anual a cambio de incluir anuncios publicitarios en la aplicación.

Desde que los primeros usuarios con smartphones Android se vieran obligados a pagar la cuota anual de WhatsApp se han sucedido multitud de acontecimientos. En primer lugar hubo un sentimiento de rechazo hacia la medida. Posteriormente fue la búsqueda de alternativas gratuitas y hasta hace unas semanas el debate de si la publicidad integrada en la propia aplicación podría sustituir el pago en concepto de licencia.Logotipo de WhatsApp

La fase Beta termina y con ésta la versión gratuita

La reciente actualización de la aplicación para incluir diversos métodos de pago prácticamente disipaban las dudas de que la política de pago seguiría adelante. Sin embargo, ha tenido que ser el propio CEO de la compañía, Jan Koum, el que reiterase su intención de que WhatsApp fuese de pago. Según la cabeza visible dentro de la empresa norteamericana el pago anual de un dólar será el modo de monetizar el proyecto, que hasta ahora había permanecido en modo de prueba en la plataforma Android. En el caso de iOS, la aplicación ha convivido  durante cuatro años y podía ser descargada de iTunes a un precio de 0.99 dólares, sin necesidad de pagar cuotas anuales posteriormente.

Un no rotundo a la publicidad

El resultado puede ser exitoso si tenemos en cuenta las estadísticas del sistema de mensajería instantánea. Y es que WhatsApp incluso supera a Twitter en número de usuarios activos con más de 200 millones. Éstos generan un tráfico de 20.000 millones de mensajes al día. Analizados con detalles estos datos, tal vez sí que resultaría más atractivo integrar publicidad en la interfaz de la propia aplicación, pero Koum se niega a llevar a cabo tal propósito. Su intención es mantener el pago anual para evitar la intrusión de los anuncios publicitarios.

 

Escrito por Víctor Rodríguez