LinkedIn adquiere Pulse por 90 millones de dólares

Escrito por R. Arranz
Generales

La plataforma Pulse, fundada hace casi tres años, es uno de los agregadores de noticias más populares de Android e iOS y un método rápido y sencillo para leer blogs, revistas, redes sociales y periódicos. Desde hace unas horas, tiene nuevo dueño, LinkedIn, que la ha adquirido por 90 millones de dólares (unos 68,8 millones de euros) en forma de acciones y dinero, para dar un paso más y convertirse en potencia mundial de contenidos en línea.

Pulse es una aplicación que se encarga de buscar noticias entre una variada gama de temas elegidos previamente por el usuario, para presentarlos en un formato limpio y accesible. Su éxito está más que contrastado ya que, desde su fundación en mayo de 2010, tiene más de 30 millones de usuarios en el mundo.

LinkedIn parece el socio perfecto, ya que según apuntan desde Pulse, comparten las mismas pasiones y valores, así como la creencia en el poder del conocimiento sobre todo por parte de aquellos profesionales que buscan buenas y nuevas ideas que les ayuden a mejorar en su trabajo. Señalan que es un paso importantísimo para Pulse, no solo como forma de optimizar la experiencia de su comunidad de usuarios, sino de cara a las expectativas de futuro. Evidentemente, no es posible predecir lo que va a ocurrir a corto-medio plazo, pero sus usuarios (30 millones nada menos repartidos entre las plataformas Android e iOS), no tienen ninguna razón para pensar que Pulse vaya a cambiar. Su idea es continuar operando tal y como hace hoy en día.

LinkedIn adquiere Pulse

LinkedIn sigue creciendo

La otra parte de este negocio, LinkedIn, busca extenderse más allá de ser un simple servicio de currículum estático para profesionales y desde hace un tiempo, bajo la dirección de Dan Roth ha dado importantes pasos para mejorar su red y mantener una base regular de usuarios. Su pensamiento va encaminado a convertirse en una plataforma editorial profesional para que todos ellos puedan consumir y compartir contenidos. Con esta visión de futuro, parece que Pulse encaja perfectamente en sus planes, y con acciones como esta podrán aumentar la distribución de contenidos en Internet para competir con otras redes sociales. Por otro lado, el equipo de Pulse pasará a integrarse dentro de la estructura de LinkedIn, trasladándose incluso a la sede que la compañía tiene en California.