El HTC One se apunta un gran número de reservas en EEUU

El HTC One se apunta un gran número de reservas en EEUU

Eva Pérez

El HTC One, nuevo buque insignia de la compañía asiática, ha recibido una acogida muy cálida en EEUU. Al parecer ya se ha anotado varios cientos de miles de reservas de clientes que están ansiosos por conseguir el terminal y tenerlo en sus manos.

Esta información ha sido confirmada por el presidente de marketing y ventas globales de HTC, Jason Mackenzie, quien apuntaba que la respuesta inicial ofrecida por los clientes ha sido fantástica, según sus propias palabras “ estamos viendo una enérgica respuesta inicial para el smartphone que hemos diseñado con miles de personas que han hecho una reserva en EEUU para adquirir el nuevo HTC One”.

Sin duda es una buena noticia para el fabricante asiático que ve como sus esfuerzos están recibiendo la merecida recompensa, únicamente habrá que esperar a que se obtengan los primeros datos cuando llegue al mercado uno de sus rivales, el Samsung Galaxy S4.

HTC One

Retrasos en la producción del HTC One

Mackenzie también pidió disculpas por los retrasos que se estaban sufriendo en la producción del terminal y aseguró que el tiempo de espera para tener un HTC One en las manos valdrá la pena. La compañía está trabajando duro en el asunto y ya tiene fijadas fechas de entrega para tiendas minoristas y operadores asociados en los EEUU.

Estos contratiempos se han debido a la complicada fabricación de la cámara Ultrapíxel que trae implementada el HTC One, ya que cada dispositivo tiene un tiempo de fabricación de casi 4 horas (220 minutos para ser exactos). Además, de sufrir cierta escasez en los componentes ya que la cámara ha sido diseñada específicamente para HTC. Por tanto, no es de extrañar que los tiempos marcados en un principio hayan sufrido variaciones en el último momento.

En cualquier caso, es una magnífica noticia ya que es indicativo de que el HTC One está funcionando en el mercado y ha tenido una buena acogida por parte del público, finalmente, solo queda esperar que los problemas de retrasos se solucionen.