El iPhone 5 es la mitad de rápido que el Samsung Galaxy S4

El iPhone 5 es la mitad de rápido que el Samsung Galaxy S4

R. Arranz

Cada vez que se presenta un nuevo terminal en el mercado es sometido a una batería de pruebas en forma de test de rendimiento cuyo objetivo no es otro que comprobar las capacidades reales de su procesador con relación a acciones como la reproducción de vídeo o la navegación. En este caso, el Samsung Galaxy S4 es el claro vencedor frente a rivales de la talla del iPhone 5, el HTC One o el Nexus 4.

El gráfico suministrado por nuestros compañeros de Apple Zona deja claro que el mejor rendimiento queda en manos del Samsung Galaxy S4, por encima de rivales como el HTC One y dejando en un quinto puesto al iPhone 5 cuyo procesador es la mitad de rápido que el integrado en el S4 de la prueba.

Antes de ver las cifras con detalle, mencionar que el Samsung Galaxy S4 objeto del test no es el modelo con procesador de ocho núcleos, sino el Snapdragon 600 de cuatro núcleos con una frecuencia de reloj de 1,9 GHz. Esto dice bastante del nuevo modelo coreano, sobre todo si pensamos en que en realidad, la versión que se va a comercializar en Europa lleva un Exynos Octa (quad-core a 1,6 GHz Cortex-A15 y quad-core a 1,2 GHz Cortex-A7).

Los resultados

Con una puntuación de 3.161 el Galaxy S4 saca ventaja al HTC One en segundo lugar (2.687) y al Nexus 4 de Google (2.040). Después de estos tres modelos aparece su hermano el Galaxy S3 (1.717) con un procesador de cuatro núcleos a 1,4 GHz. En quinto lugar, el iPhone 5 con una puntuación de 1.596 sobre su A6 de doble núcleo, seguido del BlackBerry Z10 con 1.480. El último de este test de rendimiento vuelve a ser un Galaxy S3 pero en esta ocasión con un procesador de doble núcleo a 1,5 GHz.

Samsung Galaxy S4 frente a iPhone 5

Los resultados de los test de rendimiento no se pueden considerar como verdades absolutas, solo son pruebas que se pueden ejecutar sobre los terminales pero que no muestran todo el potencial de los procesadores. Éstos tienen una estructura destinada a conseguir la máxima eficiencia energética y por tanto, solo demuestran su potencial cuando se ejecutan tareas exigentes. Ahora bien, lo que está claro es que el Galaxy S4 sobresale por encima del resto de los equipos de esta lista, pero también es cierto que dispositivos con procesadores menos potentes son capaces de conseguir buenos resultados. Esto es posible con un rendimiento óptimo, es decir, un software que, funcionando con fluidez, requiera menos exigencias de hardware, principalmente de batería.

30 Comentarios