Probamos el nuevo Nokia 301

Probamos el nuevo Nokia 301

Redacción

Hemos conocido de cerca el nuevo Nokia 301, un terminal de gama de entrada que se acerca a las líneas más clásicas de la compañía. Incorpora teclado alfanumérico y una pantalla de 2.4 pulgadas no táctil, destinado a un público menos exigente y que busca un teléfono sencillo.

Como hemos mencionado, se trata de un terminal clásico, pero a la vez moderno y elegante, disponible en cinco colores diferentes: blanco, negro, azul, rojo y amarillo. Es un dispositivo muy ligero con un peso de 102 gramos y unas dimensiones de 114 x 50 x 12.5 mm. La pantalla es de 2.4 pulgadas QVGA TFT no táctil, con una resolución de 320 x 240 pixeles. Además está disponible en versión Dual SIM. En cuanto a la cámara, incorpora una básica de 3.2 MP sin flash LED. No dispone de cámara frontal, pero la trasera incluye la función de autorretrato, la cual nos va indicando cómo tenemos que colocarnos ante la cámara.

Conectividad

Aunque se trate de un dispositivo sencillo, Nokia sabe que la conexión a internet hoy en día es indispensable. Por ello el Nokia 301 cuenta con conectividad 3,5 G, lo que proporciona una navegación fluida a través del navegador Nokia Xpress. Además dispone de accesos directos a las principales redes sociales y correo electrónico con sincronización de calendario y contactos. Por otra parte, cuenta con conexión Bluetooth 3.0.

Potencia

Para proporcionar un funcionamiento eficaz, el Nokia 301 dispone de 64 MB de memoria RAM y 256MB de memoria interna, suficientes para el peso de los archivos que se pueden generar con el dispositivo, aunque es ampliable hasta 32 GB mediante microSD. El sistema operativo escogido para acompañar a este modesto terminal es Symbian Series 40, simple y muy visual para su pequeña pantalla.

Disponibilidad y precio

El nuevo Nokia Lumia 305 estará disponible a partir del segundo trimestre del año, con un precio aproximado de 65 euros en 120 países de Europa, África, Asia, India, Oriente Medio y Latino América. Con este terminal, parece que Nokia sigue apostando por los terminales de gama de entrada, destinados en gran medida a mercados emergentes o a aquellos consumidores que no desean o no pueden permitirse un terminal de gama alta.