El iPhone 5S no representará un cambio sustancial frente al iPhone 5

El iPhone 5S no representará un cambio sustancial frente al iPhone 5

Víctor Rodríguez

La transición del iPhone 5 al iPhone 5S podría corresponderse con la misma situación vivida cuando Apple renovó el iPhone 4, con la presentación del iPhone 4S. Aunque internamente incluyó cambios relevantes, el diseño del smartphone se mantuvo inalterado, salvo pequeños detalles a nivel técnico. Con el iPhone 5S sucederá algo parecido, al menos así lo constataría un análisis de Katy Huberty.

Parece que Apple mantendrá su actual modelo de negocio en lo que compete al iPhone. Y es que tras el análisis de las inversiones de Apple para el proyecto del futuro iPhone 5S, se habría detectado una suma inferior a la requerida para la anterior generación, el iPhone 5. Por tanto, según concluye Katy Huberty en el análisis de Morgan Stanley, el iPhone 5S no supondría un cambio destacado respecto al actual modelo. De este modo podría confirmarse que Apple apuesta por renovar más profundamente su smartphone aproximadamente cada dos años.Diseño del iPhone 5

iPhone 5S, una revisión del actual modelo

Aún recordamos cómo la presentación del iPhone 4S creó cierta desilusión entre los que esperaban una mayor cantidad de novedades a las presentadas por Apple. A pesar de introducir algunas mejoras como la cámara, el procesador, y las propias soluciones integradas en la carcasa para evitar el mal conocido como Antennagate, el iPhone de quinta generación mantuvo inalterado su diseño. Misma pantalla, mismos materiales y mismas dimensiones fueron constantes durante dos generaciones. Ahora, con el iPhone 5 como máximo representante y como salto generacional destacado, podríamos asistir a la misma estrategia de Apple, presentando un iPhone 5S como actualización, aunque sin cambios trascendentales.

El factor de las inversiones

Ésta es la conclusión a la que han llegado desde Morgan Stanley después de analizar la partida del presupuesto de Apple para preparar la llegada del supuesto iPhone 5S. Mientras que en los trimestres anteriores Apple destinó cerca de 4.500 millones de dólares para introducir, entre otras cosas, la pantalla In-Cell del actual modelo, el presupuesto actual habría descendido hasta los 904 millones. De este modo podríamos avanzar que el nuevo modelo aprovechará gran parte de las piezas de la cadena de producción del iPhone 5, de ahí el importante ahorro de costes para la firma de Cupertino.